Buena profesional, mejor persona

  • Periodista

El periodismo es la profesión y el baile la devoción de esta onubense nacida un 17 de mayo, que anhela tener más tiempo libre para disfrutar de su pasión y para compartirlo con los amigos.

Ser bailarina era la gran ilusión de su vida; le entró el 'gusanillo' desde pequeña y le hubiera gustado hacer del baile su profesión, pero no pudo ser. Ahora aprovecha cada vez que puede y lo disfruta tanto como espectadora (programas de televisión) como practicante, ya que no tiene ningún problema en salir a una pista de baile y dar rienda suelta a esa afición que lleva dentro, y es que los movimientos del cuerpo son una forma más de expresión y de canalizar sensaciones.

Tampoco pudo hacer realidad otra de sus grandes pasiones, ya que en segundo lugar en su lista de preferencias estaba la docencia. Se veía dando clases, enseñando a los niños, porque tiene cualidades para ello; pero en vez de profesora ha acabado siendo periodista.

Probó con la televisión y la radio y ahora se ha asentado en la prensa. "Lo mejor es que se conoce a mucha gente, puedes hacer amistades y no es una profesión rutinaria, aunque hay que dedicarle demasiadas horas, es muy absorbente. En el trabajo no soy ambiciosa, soy bastante responsable", asegura Olga, a quien le gustaría conocer algún día a Javier Bardem "y no porque le hayan dado el Oscar", y entrevistar al sanjuanero Jesús Quintero.

El baile va muy ligado a otra de sus grandes aficiones, la música. Le gustan casi todos los estilos, aunque se decanta por La Quinta Estación y Roxette, y su canción preferida es 'A total eclipse of the heart' de Bonnie Tyler.

También le gustan la lectura (Jorge Bucay y Gabriel García Márquez son sus escritores favoritos), el cine (Paul Newman y Audrey Hepburn como actores, y 'El secreto de las palabras como película') y algo menos la televisión ('Los hombres de Paco', su programa preferido).

A Olga le encanta disfrutar de los pequeños placeres de la vida, como salir con los amigos, pasear por la playa (sobre todo Punta Umbría, donde suele veranear), las puestas de sol, saborear un buen jamón y comer caracoles, y no se le da nada mal cocinar "tengo éxitos puntuales", afirma con buen humor.

Se define como una persona generosa, con buen corazón, sencilla, tímida, "demasiado ingenua quizás", y en los demás valora mucho la nobleza y detesta la hipocresía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios