Blanco & Belmonte rompe con la estética tradicional de los tocados

  • Manuel Gómez y Antonio Belmonte crean una línea de diseños exclusivos para la mujer · Complementos en los que incorporan fusiones de elementos

Los onubenses Manuel Gómez y Antonio Belmonte llevan a sus espaldas más de 20 años de profesión en los que han trabajado con numerosas marcas e importantes diseñadores. Ahora es su turno, por ello, dan vida a la firma Blanco & Belmonte, donde la creatividad está presente en cada diseño.

Su carrera profesional comienza en Madrid, donde imparten clases en la Escuela Madrileña de Diseño y Moda, compaginando esta actividad con la creación de diversas gamas de colores para firmas cosméticas como L'oréal o Clinic.

El Salón Cibeles cuenta con ellos durante 12 años, en los que trabajan con las modelos más importantes del momento, como Carla Bruni o Linda Evangelista, además de grandes diseñadores de la talla de Loewe, Armani, Versace o Pedro del Hierro, por mencionar sólo a algunos. El Corte Inglés se vale de su experiencia y profesionalidad en las campañas publicitarias de los avances de temporada, primavera- verano y otoño-invierno Así, modelos de las marcas Sfera, Síntesis o Emidio Tucci pasan por sus manos.

Aunque la moda estará presente en su vida profesional, han decidido probar suerte con el teatro musical, donde realizan peluquería, maquillaje y tocados en el Hombre de la Mancha con Paloma San Basilio y Pepe Sacristán, contando con un éxito rotundo y continuando con obras como Peter Pan, Greasse, Pop Corn o My Fairlady. También han realizado labores como directores artísticos, peluquería y maquillaje en la conocida obra Poeta en Nueva York, basada en el libro de García Lorca.

Después de haber llegado a lo más alto en un mundo tan difícil como es el espectáculo, deciden abrir un taller en Sevilla, donde crean sus obras entre colores, volúmenes y pruebas. La idea de dedicarse al diseño surge como una evolución profesional, donde estos dos artistas ven la necesidad de crear tocados personalizados, sin tener que recurrir a formas manidas basadas en la pluma y la redecilla. Estos elementos se convierten ahora en un artículo más, pero no el único componente de su creación. Realizan no sólo el tocado de alta costura y novia, sino el estilismo, maquillaje y peluquería, así como el vestuario de niños para bodas ,donde todos modelos y diseños están adecuados a cada cliente, y siempre dejando un hueco a sus trabajos en la publicidad y la moda.

En sus tocados se respira la creatividad y personalidad de estos artistas que modelan pequeñas obras de arte únicas y exclusivas para la mujer. En sus creaciones se fusionan tejidos, conceptos y formas; pudiendo utilizar la pedrería más exquisita con el material más natural, la tela pintada, enriquecida con superposiciones patchwork y collages con técnicas tradicionales como el bolillo, el croché y los alambrados que dan a sus diseños formas novedosas y hacen de ellos auténticas esculturas, en las que se demuestra el espíritu creativo de la firma.

Lo que pretenden es, según Belmonte, "aportar nuestro granito de arena para ensalzar la belleza de la mujer andaluza" y para ello "ponemos nuestra ilusión en cada diseño".

Una muestra de los espectaculares diseños de estos dos onubenses se puede ver en su página web: www.blancoybelmontetocados.com. De obligada visita para los seguidores de la moda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios