Banda muestra la armonía de luz y color en paisajes de Huelva

  • La colección, formada por veintidós obras pictóricas del artista onubense, se muestra en la sala de exposiciones del faro

Un total de veintidós cuadros del artista pictórico onubense Enrique Banda se exponen hasta el próximo lunes en la sala de exposiciones de El Rompido, en Cartaya. En la colección, que se puede visitar entre las 20:00 y las 24:00, Banda presenta algunos de los mejores rincones y paisajes de la Sierra de Huelva como es el caso de la mezquita de Almonaster la Real, varias panorámicas del Odiel a su paso, por ejemplo, de la ermita de Sotiel Coronada, o varias aldeas de la serranía onubense como es el caso de Calabazares. Mediante ellos, el autor busca "la armonía entre la luz y el color de nuestra tierra, pero sobre todo de esta zona de la provincia de Huelva".

No obstante, en esta exposición, el visitante también encontrará varias marinas siempre relacionadas con El Rompido, como por ejemplo una protagonizada por el mismo faro que alberga su exposición estos días, así como varios bodegones, flores, y por primera vez un retrato, siempre con el denominador común, según palabras del propio artista, "de que todos mis cuadros se caracterizan básicamente por mostrar la luz a través, fundamentalmente, de la sencillez".

La muestra de Banda, que permanece abierta al público desde el pasado lunes 27 de julio, también se caracteriza por el casi exclusivo uso de la espátula, con la que aplica directamente óleo sobre lienzo, ya que según confiesa Banda, "con esta técnica consigo dar a mis obras más textura, volumen y atmósfera, con lo cual éstas adquieren una mayor calidad artística".

Banda, que ya expuso a principios del presente verano en Mazagón, regresa un año más a El Rompido, y más concretamente a su faro, ya que según sus propias palabras "ya no podría concebir un verano sin exponer en este magnífico, emblemático y evocador lugar, el cual está dotado de buenas salas, pero que sobre todo cuenta con la excelente luz de nuestro litoral y con las tonalidades que a ésta imprime el océano Atlántico y la Flecha de El Rompido que tenemos justo enfrente".

De esta forma, las exposiciones de este artista onubense "autodidacta" se han convertido ya en un clásico del verano cultural en el litoral cartayero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios