El Ayuntamiento crea oficialmente las dos plazas del Defensor del Onubense

  • Se abre el periodo de exposición pública del nuevo Reglamento, contra el que alegará la oposición socialista

Comentarios 14

Siguen en el Ayuntamiento los trámites para abrir la Oficina del Defensor del Onubense en la primera planta del edificio de la Plaza de la Constitución. Esta semana ha entrado en fase de información pública el nuevo Reglamento que regirá esta figura -de vocación imparcial- de intermediación entre el ciudadano y las Administraciones. Asimismo se ha publicado en el Boletín Oficial de la Provincia de Huelva la creación (superando el filtro inicial del Pleno) de dos plazas de personal eventual para la puesta en marcha de esta iniciativa, una de las promesas que el alcalde Pedro Rodríguez (PP) llevó a la campaña de las pasadas municipales.

Dejando vía libre a la designación del Defensor por decreto de la Alcaldía, el equipo de Gobierno del PP en el Ayuntamiento hizo valer su mayoría absoluta en el Pleno para aprobar inicialmente en enero un reglamento existente en la ciudad desde hacía más de una década.

La oposición socialista, encabezada por Manuela Parralo, ya anunció que alegaría contra esta "maniobra presidencialista", un trámite que, a juicio del PSOE, ha efectuado Rodríguez para "controlar" y "beneficiar" a quien designe "a dedo".

Late una circunstancia políticamente especial que, a juicio del PP ha condicionado esta drástica postura socialista: hasta la fecha, sólo ha sonado un nombre para ocupar el cargo institucional del Defensor: Manuel Rodríguez, ex portavoz municipal de IU. El alcalde le propuso como Defensor (siempre en términos extraoficiales) ya en la pasada primavera, cuando se sabía del destierro de Manuel Rodríguez (después de 12 años) del Ayuntamiento, donde le ha sucedido el coordinador provincial izquierdista Pedro Jiménez.

El regidor ha destacado a Rodríguez como una persona honesta y trabajadora, que siempre ha luchado por Huelva y por los intereses ciudadanos por encima de las inquietudes partidistas. Un perfil que, a propuesta del alcalde, encaja con la empresa nada desdeñable de la defensa directa e imparcial de los intereses vecinales.

Es ahora cuando se abre un periodo de un mes para la presentación de alegaciones al nuevo reglamento, en periodo de exposición pública. Uno de los pasos siguientes será el nombramiento oficial del Defensor (trámite que también se elevará al Pleno del Consistorio). Éste, a su vez, designará al empleado eventual que le acompañe en la oficina. Sueldos aparte, la puesta en marcha de esta iniciativa del equipo de Gobierno del PP tiene una consignación de 20.000 euros en los presupuestos del Ayuntamiento.

La Oficina del Defensor del Onubense dependerá del área municipal de Atención al Ciudadano, que en este mandato dirige el concejal Enrique Pérez Viguera y que cuenta con una oficina específica, también en la primera planta del Consistorio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios