Pleno municipal El equipo de Gobierno aprueba las cuentas de 2008 con el CES y la oposición en contra

El Ayuntamiento da luz verde a un presupuesto de 168 millones

Comentarios 0

Ha sido noviembre época de titulares en torno a la prospectiva de 2008 y la salud financiera del Ayuntamiento. Llegó en el Pleno de ayer la última versión del PP sobre el tabú de la deuda municipal, a micrófono abierto: el concejal de Economía, Juan Carlos Adame, cifra finalmente el débito en "250 ó 260 millones de euros", garantizando que la coyuntura es "asumible, soportable" y que en nada va a interrumpir el trabajo de transformación urbana. Un trabajo que, de hecho, el equipo de Gobierno del PP avala en su proyecto continuista para 2008, en virtud de un presupuesto de 168,8 millones que vio luz verde inicial en la sesión de ayer.

Prosigue la tendencia expansiva con unas cuentas que tienen un plus de 18 millones respecto al ejercicio en vigor y arrojan un superávit de 90.000 euros. Según el concejal, el borrador cuenta con el pago pendiente a proveedores de bienes y servicios, toda vez que estas obligaciones se vienen atendiendo "desde hace cuatro o cinco años" -dijo-, desbloqueando estos atrasos "todos los meses con diferentes fórmulas, sin que haya problemas para que las empresas trabajen con el Ayuntamiento".

Respecto a la deuda, otro apunte que subrayó Adame en la antesala del debate es que la mitad de estas obligaciones pendientes las heredó el actual equipo de Gobierno de los 17 años en los que llevaron la batuta los socialistas. El responsable de la Hacienda local incidió, no obstante, en que el panorama es homologable al resto de capitales andaluzas: "Todas -precisó el teniente de alcalde- gastamos más de lo que ingresamos porque estamos poniendo en marcha competencias o funciones que no nos corresponden".

El concejal ya consideró, en declaraciones a este periódico que, de momento, el Ayuntamiento no tiene por qué hacer un plan de saneamiento. Precisamente ésta fue una de las medidas recomendadas por el Consejo Económico y Social de Huelva (CES), así como por el Interventor, ante los resultados de la última liquidación (el remanente de tesorería negativo alcanza ya los 64 millones de euros). El equipo de Gobierno no se ha hecho eco de este emplazamiento en su proyecto presupuestario, como tampoco lo hará respecto a la llamada al recorte de la previsión de ingresos, después de que se haya contrastado que estos cálculos vienen inflándose en más de un 20%. "Son precisamente eso, previsiones -dijo Adame-, por lo que están sujetas a cambio".

Los populares hicieron valer ayer, pues, su mayoría absoluta en la corporación para aprobar inicialmente unas cuentas que incrementan las inversiones un 8% y congelan los impuestos. Ambos grupos de la oposición (PSOE e IU) volcaron toda la crítica en el carácter "ficticio y tramposo" de unos presupuestos que, a su entender, están en las antípodas de la economía real del Consistorio.

En tres flashes, el PP defiende un proyecto que (1) garantiza la congelación de impuestos y busca más ingresos con un plan de mejora de la recaudación; (2) consolida los servicios públicos existentes y (3) persiste en la transformación de la ciudad, con actuaciones como el Ensanche Sur, Huelva Empresarial, más dotaciones para el Parque Moret, la peatonalización del entorno de la calle Marina, promociones de VPO, un plan concertado de empleo, la "revolución" del tráfico y, entre otras mejoras, el refuerzo de la Policía Local.

más noticias de HUELVA Ir a la sección Huelva »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios