Atlantic Copper se vuelca en la exportación y ya vende la mitad de su producción al exterior

  • El elevado precio del cobre impulsa la facturación hasta los 2.147 millones · Se prevé una inversión de 28 millones este año

Comentarios 2

Atlantic Copper cerró 2011 batiendo récords. De facturación gracias al elevado precio del cobre, que llevó la cifra de negocio hasta los 2.147 millones de euros. Y de ventas al exterior, puesto que las exportaciones supusieron un 47% de esta cantidad, superando por primera vez los 1.000 millones de euros. A pesar de ello, la filial de Freeport-McMoRan finalizó el ejercicio sin beneficios por el elevado precio de la materia prima, el descenso de los derechos de tratamiento que son la principal fuente de ingresos de una fundición y los costes de producción.

Estos tres factores dejaron el resultado de Atlantic Copper en -93 millones de euros, cifra que desciende hasta los -56 millones de euros si se descuentan los efectos de la parada realizada en 2011 (que implicó una menor producción) y del cambio de divisa. Unas cifras que aparentemente casan mal con el extraordinario momento que vive el mercado del cobre, con precios en máximos históricos (en 2011 llegaron a 10.148 dólares/tonelada) y una demanda en continuo crecimiento gracias al boom de los países emergentes. Sin embargo, es precisamente ese elevado precio de la materia prima con la que trabaja la fundición (el concentrado de cobre) el principal culpable del descenso de los beneficios. Se une a la abundancia de fundiciones (de hecho dos han cerrado en los últimos años), que provoca que la cantidad a pagar por los derechos de fundición y refino, que son los que aportan los beneficios, se sitúe también en mínimos históricos. Y si se le suman unos elevados costes de producción, el resultado son esas pérdidas contabilizadas por la compañía metalúrgica el pasado año.

Ello a pesar de la remontada protagonizada por la empresa en los dos últimos años, después de un 2009 nefasto para la industria en general. Tras cerrar entonces el ejercicio con 1.300 millones de euros, en sólo dos años ha sobrepasado los 2.100 millones y sigue con perspectivas de crecimiento. En el progresivo aumento en plena crisis económica también ha jugado un papel importante la exportación, con una salida a la búsqueda de nuevos mercados frente a la realidad de hace unos años, cuando el 70% de la producción se quedaba en España. Ahora esa cifra baja hasta el 53%, con producto que va a Japón, Turquía, Egipto y otros países.

Con la venta garantizada ante la elevada demanda del producto, el reto de Atlantic Copper se sitúa ahora en la optimización de costes y las mejoras en la producción. La reducción de los costes energéticos encabeza esa batalla: un 30% de los gastos se deben a este capítulo. Para ello, la empresa espera aumentar su producción en la planta de cogeneración que tiene en la fábrica (de 50 megavatios de potencia) y también prevé desarrollar un proyecto de recuperación de calor en las plantas de ácido este año, dentro de una inversión total de 28 millones. Mejoras que contribuyen a que la planta se la segunda en eficiencia energética del mundo.

Así lo destacó ayer el director general de Metalurgia, Miguel Palacios, quien recordó que para una fundición "es vital ser competitiva en los costes". Atlantic Copper se sitúa en los puestos medios en cuanto a coste de producción por tonelada y es la refinería mejor situada de Europa en este parámetro. Algo fundamental para combatir la caída de los derechos de refino y hacer frente a la situación actual, a la espera de que la puesta en marcha de las numerosas explotaciones mineras que se están preparando para cubrir el aumento de la demanda de cobre suponga también un alza de los derechos.

Para entonces, Atlantic Copper espera tener beneficios. De hecho, las previsiones para este año pasan por finalizar con unas cuentas balanceadas, toda vez que no habrá parada programada de mantenimiento (se produce cada tres años) y la producción podrá superar de nuevo la cifra de 1 millón de toneladas de concentrado de cobre fundidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios