Asaja pide apoyo para el sector ovino con una degustación de cordero

  • La asociación reivindica un Plan Integral con el objetivo de "volver a situarlo en niveles de rentabilidad" porque actualmente "todo son pérdidas"

Los ganaderos onubenses improvisaron ayer una barbacoa a las puertas de la Delegación Provincial de Agricultura y Pesca. Con una degustación de cordero Asaja reclamó apoyo para el sector ovino, que atraviesa por un periodo de crisis, motivada por la competencia desleal, la bajada de precios en el mercado y el encarecimiento de la materia prima para la alimentación del ganado, a lo que se une la lengua azul. En este sentido, el presidente de Asaja-Huelva, José Luis García-Palacios, subrayó que "en los últimos cuatro meses el sector vive una situación comparable a la terrible peste porcina africana".

Según el presidente de Asaja-Huelva, esta crisis "va a dejar muchas explotaciones semiabandonadas", a lo que añadió que "habrá que esperar que el Gobierno y la Unión Europea se conciencien de que hay que poner en marcha un Plan Integral para el sector ovino, tal y como venimos reclamando, para volver a colocarlo en niveles de rentabilidad porque ahora son todo pérdidas".

García-Palacios comentó que desde mediados de junio, que empezaron a detectarse los primeros efectos de la lengua azul, unido al "desastre" del incremento del precio del pienso, el sector ovino se encuentra "en el precipicio y cayendo al vacío", un sector que calificó de clave para el medio ambiente y el desarrollo económico de la provincia.

En relación a los precios en el mercado, apuntó que en el año 1989 "un cordero se vendía por estas fechas por alrededor de 90 euros, y hoy en día con dificultad llega a los 50", con lo cual "el precio ha disminuido en casi un 45 por ciento, con lo que eso conlleva de pérdida de rentabilidad para el ganadero". Asimismo, explicó que el precio de la materia prima para la alimentación del ganado "ha sido descomunal", indicando que sólo en los últimos cuatro meses el incremento "ha superado el cien por cien, se ha multiplicado casi por dos, lo que da un resultado absolutamente negativo".

El presidente de Asaja-Huelva subrayó que la lengua azul ha contribuido a agravar la crisis "pero la situación ya era endémica hubiera habido o no hubiera habido lengua azul".

Apuntó que el objetivo de esta degustación de cordero era sensibilizar a los ciudadanos y a las administraciones, ya que "el sector necesita un apoyo por parte de los ciudadanos y un respaldo, con medidas de promoción y protección, por parte de las administraciones no sólo autonómica y española sino también de la Unión Europea".

Recalcó que en la Unión Europea "se han dado cuenta que llevamos más de diez años aplicando una política agraria comunitaria restrictiva y se acaban de convencer de lo equivocado de su aplicación. Ahora se pretende dar un carpetazo con un nuevo modelo de política europea y eso lo llevamos diciendo desde Asaja desde hace quince años". Indicó que "nunca es tarde si la dicha es buena" pero en esta ocasión "se van a quedar muchos ganaderos y muchos empresarios agrícolas en la cuneta a lo largo de este camino".

García-Palacios comentó que en la bajada de precios en el mercado ha contribuido la competencia desleal. Señaló que los productos de Australia, Nueva Zelanda e Inglaterra, principales productores a nivel mundial, "entran en nuestro mercado con una facilidad arancelaria que no la tenemos nosotros". A esto añadió la falta de promoción "y una serie de condicionantes" ya que la política agraria comunitaria "no se lo ha puesto en absoluto fácil al ganadero".

No fue la de ayer la primera degustación de cordero que organiza Asaja. Su presidente recordó que hubo una en noviembre de 2005, en la plaza de las Monjas, "que coincidió con la aparición del primer foco de lengua azul". En esta segunda ocasión ha cambiado de escenario y se ha realizado ante la Delegación Provincial de Agricultura y Pesca, "porque es la que tiene que resolver para que este sector tenga todavía cierta dosis de esperanza y viabilidad en el futuro", puesto que actualmente "son cientos las familias de Huelva que tienen un futuro negro".

Fueron muchas las personas que se acercaron ayer a las puertas de la Delegación Provincial de Agricultura y Pesca para participar en la degustación de cordero de Asaja. Se degustaron alrededor de 400 kilos de carne.

Entre las personas que se acercaron ayer ante la improvisada barra instalada por los ganaderos se encontraba Esther Delgado, que resaltó que ella sigue apostando por el cordero de Huelva. Comentó que siempre le ha gustado e indicó que "está estupendo, divino", hasta el punto que no dudó en repetir.

Por su parte, Dolores Vede afirmó que ella suele comprar cordero, "no le echo cuenta a lo de la lengua azul". Apuntó que "pensaba que daban la carne cruda para llevarla a casa, pero así es mucho mejor, está estupenda". Delgado subrayó "no se llena la cocina de humo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios