Arquitectura para mejorar la vida

  • El COAH entrega galardones a los autores y promotores de obras y rehabilitaciones destacadas y a entidades y personas de la sociedad onubense en el Día Mundial dedicado a esta actividad.

Comentarios 0

El Gran Teatro de Huelva fue el escenario elegido ayer para un acto muy especial: la entrega de los XXIII Premios de Arquitectura concedidos por el Colegio Oficial de Arquitectos de Huelva, así como los galardones especiales que suelen otorgar a distintas personas y entidades de la sociedad onubense. Arquitectura, patrimonio y el trabajo por mejorar las condiciones de la vida de los ciudadanos se dieron la mano en un emotivo evento con el que se celebró el Día Mundial de la Arquitectura y se puso de manifiesto la labor que realizan los profesionales de este sector por propiciar una sociedad mejor, más sostenible, avanzada y justa.

El acto se enmarcaba dentro de la V Semana de la Arquitectura que celebra el COAH y en la que se han incluido numerosas actividades. El respaldo de la sociedad onubense fue amplio, sobre todo en cuanto a representación de las distintas instituciones públicas y de entidades sociales. La mesa estuvo presidida por el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta, José Fiscal, junto a la decana del COAH, Noemí Sanchís, y la teniente de alcalde de Economía y Hacienda del Ayuntamiento onubense, María Villadeamigo.

En su intervención, Sanchís recordaba que esta semana está dedicada a la arquitectura del agua y reivindicó la necesidad de recuperar este patrimonio arquitectónico, tan presente tanto en la capital como en la provincia, "con un enfoque holístico". "Ahora que las palabras sostenibilidad y eficiencia energética están tan de moda, olvidamos que nuestros antepasados fueron expertos en recuperar el agua y optimizar al máximo los recursos en todos sus ciclos, dando lugar a una arquitectura muy precisa", señaló.

Los premios concedidos tenían dos vertientes. Por un lado, estaban los reconocimientos a arquitectos y entidades por proyectos concretos. Por otro, se entregaron reconocimientos especiales a distintos organismos, entidades y personas de la sociedad onubense. A lo largo de todo el acto, se reivindicaba también el papel de la arquitectura para transformar las ciudades y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

En el primero de los casos, en la categoría de Restauración, Rehabilitación y Arquitectura Interior, el galardón fue para el Centro Sociocultural Casa Correos, ubicado en Jabugo, y cuyo arquitecto ha sido José Antonio Pavón. En cuanto al apartado de Edificación de uso no residencial, el reconocimiento fue para el reacondicionamiento de la antigua fábrica de conservas Mirabent para Centro de Innovación y Tecnología de la Pesca, en Isla Cristina, de los arquitectos Francisco Borja Ruiz-Castizo Mirabent y Concepción García Yórquez, mientras que en la categoría de Investigación el premio fue para el libro sobre tesis doctoral Fotografía y Arquitectura Modernas. 1925-1939. Margaret Michaelis. Andalucía, realizado por Francisco Javier López Rivera.

En cuanto a los Premios Especiales COAH 2016 a la sociedad onubense, cubrieron un amplio espectro. Los primeros en subir al escenario del Gran Teatro fueron los representantes del Seprona, a los que se les concedía el reconocimiento en la categoría de Medio Ambiente por su labor de "vigilancia, custodia y protección del patrimonio natural de la provincia, que ejercen con total compromiso, entrega y constancia en beneficio y salvaguarda de toda la sociedad.

En el apartado de Urbanismo y Ordenación del Territorio, el galardonado fue el Ayuntamiento de Cartaya, por su puesta en valor de los recursos naturales y el paisaje como motor de desarrollo local y de mejora de vida de los ciudadanos. Especial mención se hizo al modelo de transformación urbanística desarrollado en el núcleo de El Rompido.

En Patrimonio, se premió la labor del Museo del Pueblo de Riotinto, para lo que se ha valorado especialmente la creación, puesta en marcha y consolidación de espacios y actividades para la socialización de su patrimonio en el más amplio sentido de la palabra.

En cuanto al apartado de Ordenamiento Jurídico, se le otorgó a los tribunales de justicia, especialmente por la lucha en el reconocimiento de la nulidad de las cláusulas suelo en la compra de vivienda.

En el ámbito de la Función Social, el galardón fue para Cáritas, por su labor humanitaria y su constante lucha solidaria en la provincia para tratar de proporcionar a los más desfavorecidos y olvidados de la sociedad una serie de derechos fundamentales como la protección y el cobijo, agua potable, alimento, asistencia sanitaria o el acceso a un alojamiento digno, entre otras cuestiones.

Por último, en la categoría de Difusión y Divulgación, el premio se le otorgó a Manuel Garrido Palacios por su labor a lo largo de toda su trayectoria profesional para reivindicar el valor del patrimonio arquitectónico, natural, cultural y etnográfico en casi 400 documentales nacionales e internacionales en los que, como él mismo sostiene, siempre tomó la arquitectura popular como marco idóneo para sus historias.

Todos los galardonados se mostraron sumamente agradecidos por un reconocimiento que, según indicaron, les anima a seguir trabajando con ahínco en la misma línea y agradecieron también al Colegio de Arquitectos onubense su labor social y de defensa del patrimonio. El acto contó además con la interpretación al piano de varias piezas de música clásica a cargo del arquitecto Álvaro González Cuevas.

más noticias de HUELVA Ir a la sección Huelva »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios