Alaya irrumpe en el juicio para decir que la sentencia le genera "una incertidumbre fea"

La juez Mercedes Alaya, que durante cuatro años instruyó la causa de los ERE, irrumpió ayer en el juicio que se celebra en la Audiencia de Sevilla para decir que aunque tiene "la mejor" de las sensaciones ante la vista oral, le genera "una incertidumbre fea" la sentencia que pueda dictarse con posterioridad. En una conferencia en Valencia, Alaya advirtió de la politización de la Justicia: "Como instructora del caso, mis sensaciones son buenas, lógicamente. Luego, la sentencia que se dicte pasará a la Sala de lo Civil y Penal del TSJA, teniendo en cuenta que un tercio de sus miembros ha sido elegido por el Parlamento autonómico y el presidente del tribunal, al que tengo todos mis respetos, también es un cargo discrecional", aseveró Alaya. Sin embargo, a pesar de lo que dice Alaya, la sentencia de los ERE será revisada por el Tribunal Supremo, puesto que la reforma procesal de 2015 establece que la segunda instancia penal en los tribunales superiores de Justicia de las comunidades autónomas se aplicará a los procedimientos incoados con posterioridad al "6 de diciembre de 2015", fecha de su entrada en vigor y los ERE son de 2011.

Según informa la agencia Efe, en su conferencia en la ciudad de la Justicia de Valencia, Alaya también ha lamentado que se hicieran públicas sus críticas a la juez María Núñez Bolaños, tal y como adelantó este periódico, cuando informó de que Alaya cuestionaba la supuesta "estrecha relación" de Bolaños con el entonces consejero de Justicia, Emilio de Llera. "Al no tener independencia judicial, pese a haber sido una carta secreta y con un destinatario -el entonces presidente del CGPJ-, se dio con intereses políticos a todos los medios de comunicación", añadió.

"Yo no critiqué a esa señora -en alusión a Bolaños-; yo manifesté mis dudas personales a quien tenía que manifestarlas, no al público en general", concluyó Mercedes Alaya.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios