Agreden a un médico y a un vigilante en Urgencias del Juan Ramón Jiménez

  • Los hechos tuvieron lugar en la Nochevieja cuando un grupo de etnia gitana entró a la fuerza en la zona de consultas · Querían que se atendiera a un compañero que tenía una intoxicación etílica

Comentarios 10

Un médico y un vigilante de seguridad resultaron heridos en la pasada Nochevieja en el servicio de Urgencias del Juan Ramón Jiménez al ser asaltados por un grupo numeroso de etnia gitana que pretendía que se atendiera inmediatamente a un compañero que se encontraba supuestamente herido. Los hechos han sido denunciados en el Juzgado, estando a la espera de que la Policía pueda realizar las primera detenciones.

Los hechos tuvieron lugar a las 4.45 horas del pasado día 1 cuando un grupo de veinticinco personas irrumpieron en el servicio de Urgencias del hospital onubense. Una vez en la puerta fueron diez los que tomaron una camilla de las que se encuentran en la recepción y se lanzaron sin permiso alguno hacia una de las consultas. Junto al herido que se encontraba en la camilla estaban su esposa y un familiar. Una vez en consultas, ante el gran escándalo formado, un médico se interesa por el estado de la persona que iba en la camilla y recibe en esos momentos un golpe por detrás, a la altura de la escápula, produciéndole gran dolor. En esos momentos, ante el desconcierto general, uno de los vigilantes de seguridad interviene y es agredido en la cara. En el transcurso del suceso, se avisa a la Policía, ante lo cual los agresores salen a la fuga, dejando en el servicio de Urgencias al compañero herido, continuando el médico agredido con la atención a la persona que se encontraba inconsciente en la camilla, que al final lo que tenía era una intoxicación etílica.

Según relataba el médico agredido, a la persona que se encontraba en la camilla se le atendió en todo momento, hasta el punto de que una vez se dieron a la fuga los agresores, se mantuvo en la consulta junto a la esposa y un familiar, saliendo del servicio de Urgencias unas tres horas después, una vez que se recuperó de los efectos del alcohol.

En el transcurso de los minutos que estuvieron los violentos en la zona de consultas hicieron algunos destrozos en el mobiliario, al mismo tiempo que destruyeron algunas de las muestras de otros pacientes que había sobre la mesa. Fue tal el nerviosismo que apenas si pudo mediar nadie en el incidente, mostrándose los pacientes que se encontraban en Urgencias asustados ante tanta violencia.

Tanto el médico como el vigilante jurado han puesto la oportuna denuncia en el Juzgado, acogiéndose al protocolo que marcan estos casos de agresiones.

más noticias de HUELVA Ir a la sección Huelva »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios