Aconsejan revisar la combustión del gas

El Consorcio Provincial Contra Incendios y Salvamento de Huelva ha lanzado una campaña sobre medidas de seguridad relacionadas con el uso de calderas de calefacción, tras los fallecimientos de varias personas en sus viviendas ocurridos en los últimos días en varias poblaciones españolas, victimas de intoxicación de gases relacionados con el uso de estos sistemas.

De este modo, el Consorcio de Bomberos indica que el monóxido de carbono sólo se produce en cantidades peligrosas si la mezcla de combustible y aire de la caldera está desajustada y aconseja las revisiones periódicas de las mismas por técnicos cualificados y siempre antes de la puesta en marcha después de un largo periodo de inactividad. Por otro lado, es fundamental mantener bien libre el tiro de gases de las calderas así como las zonas de alimentación de aire. Según los informadores del Consorcio, cualquier sistema de producción de calor por combustión puede generar este gas, si no está bien proporcionada su mezcla. La proliferación hoy en día del gas natural, como el propano y butano hace que en cualquier hogar se encuentren diversos aparatos domésticos que los usan, desde cocinas, calefactores de agua caliente, calderas de calefacción o estufas de butano, todas ellas se rigen por el mismo principio de mezcla equilibrada.

Para saber si la combustión se está realizando correctamente, el Consorcio dice que es necesario fijarse en que en el quemador se produce una llama azul muy limpia con lo que la producción de monóxido de carbono es prácticamente nula. Sin embargo, si se observa que la llama es de color anaranjado o rojo es que está desajustada la mezcla y se produce monóxido de carbono.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios