Acaip ve necesario que la plantillade la prisión crezca en un 30%

  • El sindicato vincula la escasez de efectivos a una mayor inseguridad

  • Exige además la consideración de agente de autoridad

Concentración ante la actual sede de la Subdelegación del Gobierno. Concentración ante la actual sede de la Subdelegación del Gobierno.

Concentración ante la actual sede de la Subdelegación del Gobierno. / alberto domínguez

Los funcionarios de prisiones, convocados por la Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip), se concentraron ayer ante la sede actual de la Subdelegación del Gobierno para, una vez más, protestar por una situación en la que se sienten víctimas de los recortes del Gobierno central.

Tal y como señalaron los responsables andaluz y provincial de Acaip, José Juan Serrano y Juan Carlos Sánchez respectivamente, estimaron que el Centro Penitenciario onubense necesitaría un incremento del 30% en sus efectivos en especial, en aquellos destinados a la vigilancia.

Debe haber un protocolo de agresiones que aminore la peligrosidad"

Acaip indica que la situación de Huelva no es excepcional a lo que pasa a nivel nacional. La culpa de todo ello la tiene la no convocatoria de una OPE, de 3.500 plazas, que ayude a mitigar la escasez de efectivos. Tampoco se convoca concurso de traslados lo que, paradójicamente, afectaría de manera negativa al centro onubense "al haber compañeros que pedirían cambiar de destino hacia sus lugares de origen", explicó Serrano.

Sánchez indicó que la prisión de Huelva cuenta con 150 funcionarios encargados de la vigilancia de los internos, cuya cifra se eleva a 1.200, 200 más que su capacidad prevista. Eso hace que al día se cuente con unos 35 funcionarios repartidos en distintos turnos de trabajo.

Pero las reivindicaciones de Acaip no son solo cuantitativas. Entienden que la condición de agente de la autoridad, que ya poseen médicos y profesores que ejercen su labor en el centro penitenciario, debe extenderse a ellos también.

Acaip vincula además, la escasez de medios a la posibilidad de sufrir más agresiones. De carácter grave hubo 5 en 2016 en la prisión onubense aunque "hay muchas que no se contabilizan", añadió Sánchez. El sindicato exige contar con un protocolo de agresiones adecuado "que aminore o elimine la peligrosidad para nuestra integridad física".

Desde la Subdelegación del Gobierno se indicó que hasta en tres ocasiones, su titular Asunción Grávalos ha intentado tener un encuentro con este colectivo y que mantiene su oferta para trasladar sus reclamaciones a Instituciones Penitenciarias.

Otra de las iniciativas que Acaip tiene previstas para mostrar su disconformidad con la política realizada en este ámbito desde la Administración central, es su no participación en los actos festivos programados, en el centro penitenciario, con motivo de la festividad de Nuestra Señora de la Merced por "la situación de conflicto, así como por el empeoramiento progresivo de nuestras condiciones laborales", de modo que "llegamos a la conclusión de que tenemos poco a nada que celebrar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios