AIQB suspende los actos del Día de la Industria tras la crisis de Nilefos

  • Rojas hace un llamamiento a las partes para iniciar una negociación que posibilite la continuidad de la actividad industrial y la salvaguarda de los puestos de trabajo

Comentarios 9

La Asociación de Industrias Químicas y Básicas (AIQB) de Huelva decidió ayer aplazar los actos programados para la semana próxima en torno a la celebración del Día de la Industria de Huelva porque, según su presidente, Gerardo Rojas, "la prioridad es solucionar la situación creada por el anuncio de cierre de la planta de Nilefos Química, que podría afectar a 200 empleos directos y casi 500 incluidos los indirectos".

En un comunicado, Rojas destaca que "la prioridad en estos momentos es encontrar la mejor solución posible en la crisis de Nilefos Química", tras lo que indica que, "en coherencia con los principios de AIQB y de su función de representación del sector, cualquier otra expresión de la presencia industrial en Huelva queda en segundo plano, e incluso podría interpretarse como una falta de seriedad".

Como en los últimos años, la AIQB había organizado varios eventos para conmemorar el Día de la Industria de Huelva, el primero de los cuales sería la tercera edición de la Gala Lírica, que estaba programada para el próximo lunes. Por otra parte, el tradicional acto institucional se celebraría el viernes 22 en el salón de actos del Campus de La Merced, con la participación del presidente del Consejo Superior de Cámaras de Comercio, Industria y Navegación de España, Javier Gómez-Navarro.

Ambos eventos, que abrirían y cerrarían una semana con actividades vinculadas a la conmemoración de la efeméride industrial, se retomarán cuando se haya aclarado la incertidumbre creada por el anuncio de cierre empresarial de Nilefos. En principio, AIQB contempla que puedan celebrarse durante la próxima primavera.

En relación a la situación de Nilefos Química, Rojas confía en "que pueda reconducirse dentro de los cauces que establece la legislación vigente y con la sensibilidad social necesaria dado el alcance y las repercusiones que pueden derivarse del conflicto", tras lo que hizo un "llamamiento a las partes para entablar una negociación con el doble objetivo de no descartar la continuidad de actividad productiva, si fuera posible, y de salvaguardar el mayor número de puestos de trabajo".

Con independencia de las circunstancias de mercado alegadas por Nilefos Química, el presidente de AIQB muestra su "preocupación por la mención expresa de la compañía a la 'incertidumbre' del entorno" y requiere a las administraciones públicas y al resto de los agentes implicados o relacionados con la industria de Huelva para "que asuman su responsabilidad a la hora de aclarar el futuro de un sector esencial para la provincia, ya que la ambigüedad en determinadas posiciones o la falta de decisión para atajar ataques injustificados ha favorecido una situación que puede ser sólo el inicio de una crisis de dimensiones y efectos difíciles de calcular".

Por ello, Rojas emplaza al conjunto de la sociedad a que "reaccione ante quienes instalados en la demagogia y la irracionalidad están causando un daño irreparable a Huelva, a su imagen y a su futuro, ya que cuesta imaginar que en algunos círculos pueda haber alguien celebrando que 500 familias de Huelva vayan a perder su sustento, sabiendo que es posible que esas 500 familias se conviertan en 5.000".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios