La hija de Whitney rompe su silencio

  • Bobbi Kristina ha abierto su corazón a Oprah en su primera entrevista tras la muerte de su célebre madre. La joven no ha dejado indiferente a nadie con sus declaraciones en las que asegura que habla con el espíritu de la cantante.

Ante la muerte de un ser querido se puede reaccionar de mil maneras distintas. Unos intentan salir adelante agarrándose a lo que le queda en la vida, mientras que otros se aferran al recuerdo de la persona que se ha ido. Esto es lo que le ha pasado a Bobbi Kristina Brown. La única hija de Whitney Houston ha roto su silencio en el programa de Oprah Winfrey, íntima amiga de la familia, con unas controvertidas declaraciones que han levantado bastantes suspicacias. La joven de 19 años asegura que el espíritu de su madre aún vive en su casa y que hasta puede hablar con ella. "A veces la llamo por su nombre en mi casa porque siento que aún está ahí. Tiene un espíritu muy fuerte y siento que me atraviesa", afirma sin reparar en el revuelo que sus palabras han provocado en todo el mundo. Y añade: "A veces me dice: estoy aquí contigo. Vamos, sigue adelante".

Además de sus experiencias paranormales, Bobbi ha aprovechado esta primera entrevista tras la pérdida para arremeter contra todos aquellos que sólo se acordaron de su madre cuando ésta murió y no en sus momentos más duros, cuando más lo necesitaba. La hija de Bobbi Brown cuenta que le sorprendió la asistencia masiva al funeral de su progenitora cuando en los peores momentos de su vida pocos estuvieron a su lado. Una denuncia pública a la hipocresía de muchos que ahora presumen de ser amigos de la desaparecida intérprete. Ésta dice que su deseo es que la gente recuerde a Whitney sobre los escenarios y borre de su memoria la parte más negativa de su carrera, donde las adicciones tuvieron un papel protagonista. "Yo sé cómo era, su familia sabe cómo era", cuenta para limpiar la imagen de la cantante, que fue encontrada muerta el pasado mes de febrero en la bañera de un hotel de Beverly Hills.

Bobbi Kristina era la mayor confidente de Whitney Houston, su mejor e inseparable amiga. Desde que su madre fuera encontrada muerta, ha tenido que ser ingresada en un par de ocasiones por crisis de angustia y estrés. Ahora, se centra en cumplir su sueño que no es otro que seguir con el legado de su madre sobre los escenarios. "Quiero cantar, actuar, bailar. Sé que voy a tener mucha presión pero mi madre me ha preparado para ello"; como también lo hizo para su pérdida. "No puedo escuchar su música, pero oigo su voz cada día", termina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios