Mónaco desprende espíritu navideño

El rey Alberto de Mónaco, acompañado de sus dos hermanas, Carolina y Estefanía (en la foto), celebró ayer en el Palacio Real la tradicional ceremonia de bienvenida de la Navidad.

Como es habitual en esta fechas, los tres representantes monegascos repartieron caramelos y dulces entre un nutrido grupo de niños residentes en el Principado que acudió a la cita.

Además del rey y sus dos hermanas, estuvo presente en esta ocasión para dar cumplimiento a tan antigua costumbre en la familia real, la pequeña de la casa de los Grimaldi, Alexandra de Hannover y Grimaldi, de 10 años de edad, ajena a los rumores de ruptura entre su madre, Carolina (quien sorprendió a los asistentes llevando gafas de vista), y Ernesto de Hannover. Lo cierto es que a la pareja no se la ve junta desde antes del verano y todo apunta a un divorcio inminente. La Navidad tampoco ha servido, de momento, para limar asperezas entre los padres de Alexandra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios