Leonor, la reina de las miradas

Han sido las miradas infantiles de dos niñas las que han subrayado el mensaje de normalidad, confianza, y también su buena dosis de esperanza, tras el último atentado de ETA, a escasos kilómetros de la residencia veraniega de la Familia Real, el palacio de Marivent en Palma. Las infantas Leonor y Sofía acompañaban esta semana a sus padres, los Príncipes de Asturias, en un paseo por el centro de la capital balear, con el que se zanjaban las sombras del terror. Sin ser conscientes a sus cortas edades del papel que estaban cumpliendo, las hijas de don Felipe han cumplido su primera misión institucional de relieve, solicitada por el propio Rey. Doña Leonor, segunda en la línea de sucesión (nacida el 31 de octubre de 2005), se ha convertido en uno de los rostros más queridos del país, una heredera aún más cercana a los medios, que los españoles van viendo crecer en cada aparición. Este será el cuarto verano que disfrutará en Palma la infanta y el tercero junto a su hermana (nacida en abril de 2007). Ya han pasado tres años de aquellas fotos en brazos de la Reina en el Fortuna.

En un primer plano más relevante respecto a sus primos, y al margen de los encontronazos de los padres con sus tías, Leonor es ya la auténtica reina de todas las miradas en Palma. A principios de septiembre volverá a su colegio y su hermana Sofía entrará en la guardería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios