Hugh & Liz se reencuentran

La relación que han mantenido a lo largo de los años Hugh Grant y Liz Hurley es cuanto menos curiosa. Después de vivir una relación amorosa en la década de los 90 que duró 13 años y de lo mal que acabó (él le fue infiel con una prostituta), ambos actores siempre han conservado y hecho gala de una inquebrantable amistad. Tan fuerte es este vínculo que la actriz, casada desde hace más de dos años con el empresario indio Arun Nayar, asistió -invitada por él- al estreno de su última película, ¿Qué fue de los Morgan?, en la que el protagonista de Cuatro bodas y un funeral comparte plano con la televisiva Sara Jessica Parker (Sexo en Nueva York).

La premiere de esta película no es la primera vez que coincide este curioso 'trío'. De hecho, algunos medios de comunicación se hicieron eco en su día de que la pareja formada por Hurley y Nayar compartía vacaciones con el ex de ella. Algo que no resulta tan extraño si se tiene en cuenta que Grant es el padrino del único hijo de su antigua novia, fruto de su relación con el magnate estadounidense Stephen Bing.

Lo de Hugh Grant y Liz Hurley, que rompieron como pareja hace nueve años, fue siempre 'ni contigo ni sin ti'. Se conocieron precisamente en España, en el rodaje de la película Remando al viento, de Gonzálo Suárez, y se produjo un flechazo a primera vista. Pero la falta de madurez de él y sus escarceos con la noche y las mujeres, abrieron una brecha en una relación que, a pesar de todo, siguió perdurando a lo largo de muchos años.

En junio de 1995, el actor, cuya meterórica carrera eclipsó durante bastante tiempo a la de ella, fue arrestado cerca de Sunset Boulevard, donde estaba practicando sexo oral con una prostituta. El arresto ocurrió dos semanas después del estreno de Nueve meses, en la que, como acostumbra el inglés, 'juega' a ser el buen chico inocente y honesto al que toda madre querría tener como yerno. Ni qué decir tiene que este episodio afectó a su imagen pública y a su relación con Liz, quien después de un tiempo acabó perdonándolo y volviendo con él. La reconciliación añadió cinco años más a esta relación que ya hacía aguas por todas partes. En el año 2000 llegó la ruptura definitiva.

Tras separarse de la que -luego se ha comprobado- ha sido el amor de su vida, este actor con alma de 'Peter Pan' sólo ha vuelto a sentar cabeza con Jemima Khan, hija del empresario multimillonario James Goldsmith y separada de su marido, un político paquistaní. Estuvieron juntos tres años, de 2004 a 2007, y, curiosamente, ella se llevaba fatal con Liz Hurley, por lo que ambos ex se distanciaron en esta época.

Al soltero de oro del cine, con 49 años, no se le conoce ninguna novia posterior, aunque sí se le atribuyen numerosos romances. Está claro que lo suyo no es el compromiso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios