"Dicen que parezco demasiado clásico para mi edad"

El único objetivo de su vida es cantar. Una actividad a la que entrega todas sus noches y sus días y gracias a la que ha logrado hacerse de un grupo de amistades selectas entre las que se encuentran personajes como Isabel Preysler o Mar Flores -cuyas fiestas privadas suele animar con su grupo de músicos-, o Lolita, María Villalón (ganadora de "Factor X") y Yanela Brooks, colaboraciones estelares de su última producción. Juan Peña -rubio y con ojos azules como el primo hermano de su abuelo, "El Lebrijano"-, puede presumir de contar con fans como Lenny Kravitz, Leonardo Dicaprio o Denzel Washington, amén de haber sido reclamado por la familia real española para el último cumpleaños de la infanta Margarita. Un estatus ganado a base de trabajo y donde empieza a recoger los frutos de su esfuerzo.

-En su nuevo videoclip, con María José Suárez y Lucía Hoyos, presenta usted una imagen diferente… ¡Muy moderno!, ¿verdad?

-¡Qué va! ¡Eso es obra de los estilistas de la discográfica! (risas) Soy como soy. Me dicen que parezco demasiado clásico para mi edad pero, la foto, no me importa. Lo que quiero es lo que hay dentro del disco, que no es sino un trocito de mi corazón. Así siento y sienten la mayoría de las personas.

-Es impresionante los buenos contactos que le rodean... ¿Ninguno se niega a una llamada suya?

-No soy quién para afirmar eso pero sí te aseguro que soy muy buen amigo de mis amigos. Doy todo por ellos y, cuando he tenido que pedir un favor, han respondido. Aparte, les hace ilusión y nos lo pasamos bien juntos. Cuando me han despertado a las cuatro de la mañana porque Lenny [Kravitz] ha querido escucharme, no me he negado. Al contrario, lo he hecho gustoso. Desde pequeñito, lo único que he deseado ha sido actuar. Empecé con un grupo llamado Dukende con el que iba a tocar a eventos. Dejé mi tierra por Madrid y allí fui conociendo a personas de este mundo donde yo también me muevo. Es algo normal.

-¿Cuáles son los comentarios que suelen hacerle de sus canciones?

-El otro día, por ejemplo, vi cómo los príncipes de Asturias, don Felipe y Letizia, se sabían Mentías y, cuando caí de rodillas ante la infanta Margarita para dedicarle Ésa es la vida -un regalo para todas las madres-, se emocionó. La mía está a 600 kilómetros y, como soy muy tímido, no le digo lo mucho que la quiero. Es una melodía que llega al corazón.

-Aludiendo al título de ese mismo tema, ¿qué significado le da usted a eso de la vida?

-Estar aquí, que haya podido grabar un segundo álbum, tener una novia y un círculo personal maravilloso, es demasiado. Sólo podría pedir salud, que la crisis acabara pronto, salidas laborales para mi gente y que nunca recibiera una llamada dándome una mala noticia sobre los míos. En ese caso, lo tendría muy claro: entre mi profesión y mi familia, elegiría ésta última.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios