Carolina de Mónaco, medio siglo en el papel 'couché'

Carolina Grimaldi Kelly, más conocida como Carolina de Mónaco, lleva más de medio siglo ocupando las páginas de las principales revistas de sociedad y corazón de medio mundo. Nació en el Principado de Mónaco un 23 de enero de 1957, hija de Grace Kelly y Rainiero III.

Icono de la jet-set mundial y reina de corazones, desde su infancia ha sido famosa por su elegancia y belleza, además de por su controvertida vida personal. Tiene cuatro hijos, Andrea, Carlota y Pierre, fruto de su matrimonio con Stefano Casiragui, fallecido en un accidente marítimo en 1990, y Alexandra, de diez años, de su actual relación con Ernesto de Hannover. Desde temprano, además, se dio a conocer en el mundo del glamour por sus romances con personajes famosos, como el playboy Philippe Junot, con el que se llegó a casar y la unión apenas duró un año. También mantuvo relación en su día con el tenista español Guillermo Vilas y Roberto Rosellini.

Desde la trágica muerte de su madre ha ejercido como Primera Dama de Mónaco junto a su padre primero y ahora Alberto, con el que -dicen- ha mantenido siempre una excelente relación. Con su otra hermana, en cambio, Estefanía (mucho más díscola sentimentalmente hablando que ella) ha tenido sus más y sus menos a lo largo de los más de 50 años que esta peculiar familia real monegasca lleva en el ojo público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios