Arantxa Sánchez Vicario, condenada por evasión de impuestos

  • El Supremo sentencia a la ex tenista a pagar 3,5 millones de euros por irregularidades fiscales entre 1989 y 1993

Comentarios 21

El Tribunal Supremo condenó a la ex tenista Arantxa Sánchez Vicario a pagar 3,5 millones de euros al fisco por evasión impositiva entre los años 1989 y 1993.

En la tercera y última instancia, el tribunal rechazó la apelación de la ex jugadora, cuyo argumento era que durante ese período residió fuera del país, en Andorra. Sin embargo, el tribunal dictaminó que la ex número uno, de 37 años, no había residido en realidad en el vecino Estado en los Pirineos.

Los magistrados alegan que no se deja de ser residente en España por el mero hecho de manifestar que se ha solicitado la residencia en otro lugar, si a eso no se añade la efectiva residencia en el punto elegido, en este caso Andorra.

La ex estrella española se retiró hace siete años del circuito profesional tras ganar 29 títulos, entre ellos cuatro torneos de Grand Slam.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios