Casi 30.000 votantes de Zapatero dan la espalda a Chaves en Málaga

  • El PSOE gana las generales en la capital, Mijas, Nerja y Torrox, que se decantan por el PP en las autonómicas · La costa y la segunda línea se vuelca hacia el PP

Comentarios 7

Las urnas de Málaga se han volcado hacia el PP en las elecciones autonómicas del 9-M. En las generales, el vencedor ha sido el PSOE, con 26.642 votos más en toda la provincia, aunque la distancia entre socialistas y populares se ha recortado notablemente respecto a los comicios de 2004, cita muy convulsa y marcada por cuestiones como la guerra de Iraq, el atentado del 11-M en Madrid y la gestión informativa del Gobierno de Aznar. Los malagueños se han decantado por Rodríguez Zapatero frente a Rajoy en La Moncloa, pero han optado por Javier Arenas frente a Manuel Chaves en la Junta. Lógico o no, lo más llamativo es que un total de 29.843 malagueños que han respaldado a Zapatero han dado la espalda a Chaves, es decir, no han votado al PSOE en Andalucía.

Los socialistas cosecharon el domingo 353.363 papeletas en las elecciones generales, 14.395 menos que hace cuatro años. Esta bajada les ha costado un diputado que ha viajado a las filas populares, que han subido de los 269.063 votos de 2004 a los 326.721 actuales, 57.658 más. La consecuencia de todo esto es un empate a cinco diputados en el Congreso de los Diputados, con un 46,73 por ciento de los sufragios para el PSOE y un 43,21 por ciento para el PP.

En los comicios regionales, el PSOE arañó el domingo 323.520 votos, 25.884 menos que en 2004, cuando consiguió 349.404 sufragios que le dieron ocho parlamentarios. Ahora han cedido un escaño al PP, que ha subido de 254.571 a 330.599 votos [76.028 más], cifra que ha convertido a los populares en flamantes ganadores con ocho parlamentarios. Ha arrebato uno al PSOE y se ha quedado con el único que tenían los andalucistas, que ya no tendrán representación en el Parlamento andaluz. IU mantiene el otro parlamentario por Málaga.

La pregunta es inevitable: ¿Qué han hecho los casi 30.000 votantes del PSOE al Congreso que han obviado al Partido Socialista en las elecciones autonómicas? El análisis de los resultados del 9-M en Málaga llevan a la conclusión de que se han decantado por IU, Coalición Andalucista, PP y Los Verdes, partidos que han cosechado más votos en la cita andaluza que en la nacional. Izquierda Unida, por ejemplo, ha tenido 15.452 votos más, hasta los 53.944, y ha logrado un representante en la Cámara andaluza. Otros 3.878 votantes socialistas han podido optar por el PP en Andalucía.

Lo que está claro es que la hegemonía malagueña de los populares, tras el 9-M, se extiende de costa a costa, que cambia el rojo por el azul. El PP ha arrebatado al PSOE una veintena de municipios en las dos citas electorales, grupo que engloba a los grandes núcleos del litoral y a los municipios más destacados de la segunda línea de playa, es decir, los más poblados de la provincia. Las candidatas Celia Villalobos y Esperanza Oña (PP) han tenido más tirón que el tándem Magdalena Álvarez-Rosa Torres (PSOE) en Benalmádena, Fuengirola, Estepona, Marbella, Manilva, Rincón de la Victoria, Vélez-Málaga y Algarrobo, localidades donde los socialistas ganaron sin dificultad en las elecciones de 2004. También se han impuesto en Alhaurín el Grande y Alhaurín de la Torre, además de en Coín, uno de los ayuntamientos socialistas con más solera de Málaga. Estepona es otro de los ayuntamientos señeros del PSOE en la provincia.

Arenas, Canillas de Albaida, Cómpeta, Frigiliana, Igualeja, Istán, Jimera de Líbar, Jubrique y Tolox son las otras localidades en las que el PP ha logrado inclinar la balanza a su favor pese a partir con desventaja en relación al PSOE. En Istán, en el caso de los comicios autonómicos, los populares se han impuesto a IU, la lista más votada en 2004.

El PSOE conserva su liderazgo en decenas de pequeños pueblos del interior y aguanta en Ronda y Antequera, donde, no obstante, ha sufrido un leve retroceso si el escrutinio se compara con el de hace cuatro años. En Ronda ha sumado 9.901 votos en las elecciones generales y 8.202 en las autonómicas, es decir, la tendencia ha sido la misma que la experimentada en el resto de la provincia, aunque es la fuerza más votada. En Antequera ocurre más o menos los mismo, ya que los socialistas han recogido 13.408 papeletas para el Congreso y 12.702 para la Cámara andaluza.

Las urnas han dado otros resultados dignos de análisis. El PSOE se ha impuesto en las elecciones generales en Málaga capital, Mijas, Nerja y Torrox, municipios que en la cita regional con las urnas se han decantado por el PP, es decir, se repite la historia de los votantes socialistas que apoyan a Rodríguez Zapatero en Madrid, pero dan la espalda a Chaves en Andalucía.

Es llamativo el caso de Mijas, uno de los tradicionales feudos socialistas de la Costa del Sol, donde el PSOE ha pasado del 54,08 al 41,49 por ciento de los votos en las elecciones autonómicas. El PP casi ha duplicado los apoyos recibidos en 2004, al pasar de 5.732 a 10.504, dato que lo convierte en la fuerza más votada. En las generales, el PSOE se ha impuesto al PP, aunque la diferencia ha sido mínima, sólo de 131 votos.

La participación en Málaga ha sido alta, levemente superior a la de 2004 y ha superado el 72 por ciento (72,47% en las generales y 72,31 en las autonómicas). Esta cifra contradice, curiosamente, los estudios que concluían que la abstención beneficiaba en Málaga a los partidos de derecha y centro-derecha. Los malagueños han votado y el Partido Popular, en esta ocasión, ha salido reforzado de las urnas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios