Los socialistas rompen los pronósticos y mejoran

  • Clave en la victoria de Zapatero, el PSC obtiene cuatro escaños más pese a la gestión de Álvarez en la comunidad

En Cataluña los resultados han demostrado que la crisis de las cercanías, los apagones o la convulsa tramitación del Estatut no le pasa factura al PSC, que ha logrado 25 diputados. De hecho, la lista encabezada por Carme Chacón logró cuatro escaños más que en 2004 a costa de la debacle de ERC y de ICV. CIU mantiene su representación en el Congreso de los Diputados.

El primer secretario del PSC y presidente de la Generalitat, José Montilla, resaltó ayer la aportación "decisiva" de Cataluña en la victoria del PSOE en España. José Montilla aseguró que "el catalanismo socialista será en los próximos cuatro años más fuerte y más decisivo que nunca".

El primer secretario del PSC, que dijo sentirse "extraordinariamente satisfecho", recordó que durante toda la campaña los socialistas catalanes remarcaron que los resultados de Cataluña eran decisivos para que Zapatero repitiese como presidente del Gobierno.

El PP ha pasado de seis a ocho escaños y ha desbancado a ERC como tercera fuerza en la comunidad. El verdadero descalabro de la noche electoral se produjo en Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), que ha perdido cinco diputados.

Y, en cuanto a ICV-EUiA se queda con un solo diputado en el Congreso, de los dos que tenía en esta legislatura, y no podrá formar grupo parlamentario en alianza con IU, que sólo ha obtenido un diputado de los tres que tenía en esta legislatura. De esta forma, Joan Herrera será el único diputado por Cataluña que representará a la formación en la Cámara Baja, junto al escaño obtenido por IU, sillón que ocupará Gaspar Llamazares.

En Cataluña, Núria Buenaventura, que sustituía como número dos a la hasta ahora diputada Carme García, no estará en el Congreso.

Por su parte, Ciutadans- Partido de la Ciudadanía (C's) no ha conseguido representación en el Congreso y su líder, Albert Rivera, se ha quedado sin entrar como diputado en la Cámara Baja.

Sin su chaqueta de la suerte, pero con una camiseta de su partido, Rivera dijo ayer a un centenar de seguidores concentrados en el hotel Calderón de Barcelona que, aunque los resultados "no han sido los esperados", está "muy orgulloso" de los ciudadanos que les han apoyado porque "creen en la regeneración democrática".

Un total de 56.754 electores, representantes del 1,54 por ciento del total del censo, votó en blanco en las elecciones al Congreso en Cataluña, una opción que defendió públicamente el ex presidente de la Generalitat Pasqual Maragall.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios