"Han querido interferir en las urnas"

  • Zapatero hace un llamamiento a la unidad y advierte a ETA que "está vencida por la democracia y condenada a desaparecer", mientras Rajoy proclama que "todo el mundo ya sabe" lo que piensa

Comentarios 47

El presidente del Gobierno lanzó tres claros mensajes en su declaración institucional en La Moncloa tras el asesinato del ex concejal socialista de Mondragón, Isaías Carrasco: uno, ETA "esta vencida por la democracia y no tiene otro futuro que la desaparición"; dos, ETA ha querido "interferir en la voluntad de los ciudadanos convocados a las urnas"; y tres, "juntos todos acabaremos con esta lacra".

Zapatero mostró su "pena y afecto" a la familia y amigos de Isaías Carrasco y a sus compañeros del PSE y de la UGT, y realizó una condena de un atentado que muestra "la extrema crueldad de quienes han apostado por continuar con su execrable actividad contra el más elemental de los derechos, el derecho a la vida". "Sabíamos que ETA podía aún causar daño y dolor irreparable a los españoles. Hoy han añadido una víctima más a su larga lista de ignominia. Una víctima que como todas las anteriores permanecerá en el recuerdo y el reconocimiento de todos", dijo Zapatero, quien expresó "junto a la más firme condena", su convicción de que quienes han participado en este asesinato "pronto acabarán siendo detenidos, puestos a disposición de la Justicia para que cumplan rigurosamente la condena por la atrocidad que han cometido".

El presidente del PP, Mariano Rajoy, también condenó el atentado y proclamó que los asesinos "van a acabar muy pronto en la cárcel" y que no cabe otra posibilidad que "la derrota" de la banda. "Todo el mundo sabe lo que yo pienso. Los culpables de este crimen son los terroristas, los asesinos de ETA, y la única opción es la derrota de ETA con la ley, los instrumentos del Estado de Derecho, las Fuerzas de Seguridad del Estado y con la insobornable voluntad de los 45 millones de españoles que formamos esa gran nación que se llama a España".

El lehendakari Ibarretxe advirtió que la organización terrorista "ha perdido definitivamente el norte" y se negó a hacer una "lectura política" del atentado para no dar a ETA "un protagonismo político que quiere y que no merece en absoluto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios