Los populares suben dos parlamentarios

  • La presencia del candidato del PP a la Presidencia como cabeza de lista de la provincia arrastra votos

Con cabeza y corazón, el efecto Arenas y el autobús del cambio se dejaron sentir ayer en los pueblos de la provincia. El PP de Almería consiguió los mejores resultados de su historia y consiguió una más que rotunda victoria tanto en las elecciones generales como en las autonómicas. La formación que preside Gabriel Amat derrotó al PSOE de Martín Soler en todas las cámaras en liza, aumentado en el número de votos y representantes del Parlamento andaluz, el Congreso de los Diputados y el Senado.

Los populares dieron ayer un vuelco a los resultados logrados en los comicios autonómicos y generales de 2004 y pasaron de cinco a siete parlamentarios, de uno a tres senadores y de dos a tres diputados nacionales.

Con casi 161.000 votos en las elecciones generales al Congreso de los Diputados, más del 50,71 por ciento del electorado, el PP se alzó ayer como la primera fuerza política de la provincia, seguida del PSOE con alrededor de 130.586 votos que representan el 41,25 por ciento de los almerienses que acudieron a su cita con las urnas. Ni Izquierda Unida ni el Partido de Almería (PAL) lograron representación. IU perdió cerca de 1.000 votos y con 8.633 se quedó con sólo el 2,72 por ciento de los votantes. El PAL de Juan Enciso sufrió un duro revés al quedarse relegado a cuarta fuerza política de la provincia con poco más de 8.320 votos -un 2,63 por ciento-.

El PP consiguió la victoria en todos los grandes municipios de la provincia, con especial firmeza en Roquetas de Mar, El Ejido y la capital almeriense.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios