Los populares censuran la campaña de "insultos" que les dedica el PSOE

  • Los candidatos del PP cuestionan la política socialista desde las instituciones que gobiernan en materia de igualdad de derechos y contra la violencia machista

Igualdad, violencia de género y conciliación de la vida profesional con la laboral fueron ayer los temas más abordados por los candidatos populares en un almuerzo mitin celebrado en Motril ante medio millar de personas, en su mayoría mujeres e integrantes de AFAMMER (Asociación de Familias y Mujeres del Medio Rural). Las críticas por los "insultos" del PSOE durante la campaña electoral también fueron destacadas por Carlos Rojas, Sebastián Pérez y Concha de Santa Ana, candidatos al Parlamento, al Senado y al Congreso, respectivamente.

Llegados en autobuses desde distintas comarcas de la provincia de Granada, los asistentes disfrutaron de una paella al aire libre en el restaurante Catena, situado en playa de Poniente, en un mitin que abrieron las candidatas a diputadas andaluzas Eva Martín y Carmen Lidia Reyes haciendo diferentes alusiones a la igualdad. De Santa Ana ahondó posteriormente en la cuestión, destacando que para su partido "las mujeres no necesitan empujones para llegar a ningún sitio", y abogando por una "política de igualdad que no haga distinciones".

Tras señalar que España sufre "la segunda tasa más alta de desempleo femenino de Europa", la candidata al Congreso puso de relieve la propuesta del PP de crear 400.000 nuevas plazas de guardería que permitan conciliar la vida familiar y profesional de las mujeres. Y aseguró que "no seremos libres mientras una mujer siga sufriendo la lacra de la violencia doméstica", criticando que el actual Gobierno central "prometió acabar con ella, pero el año pasado hemos tenido la peor tasa de muertes". Antes de dejar la palabra a un recién llegado Sebastián Pérez, achacó el retraso a que "Zapatero no ha terminado las autovías".

El presidente provincial y candidato al Senado destacó entre las virtudes de Rojas y De Santa Ana que "no han entrado en descalificaciones e insultos", y recordó que él mismo fue víctima de ello al haber sido llamado "caradura". En un breve discurso, manifestó que en el Partido Popular "vamos a pulmón", mientras que "otros tienen muchos recursos mediáticos". Y concluyó señalando que a los granadinos "nos han engañado en cuatro años en todas las materias", ya que no se han terminado ni las autovías ni la presa de Rules, y no se han comenzado a proyectar las conexiones ferroviarias.

Cerró el acto el alcalde de Motril, Carlos Rojas, quien aseguró que en las listas electorales de este municipio "ya había mayoría de mujeres antes que nos pusieran cuotas", y recordó que de los doce concejales populares del equipo de gobierno, "siete son mujeres". También reprochó al PSOE que "no paran de insultar y nos llaman imbéciles, extrema derecha o derecha rancia", aunque aprovechó para pedir el voto "de izquierda, de centro y de derecha", ya que "en el PP cabemos todos".

Carlos Rojas se comprometió a la creación de 25.000 nuevos empleos para la provincia de Granada y a la exención del IRPF a mileuristas y pensionistas de bajos ingresos, junto a otras deducciones para distintos colectivos, como por ejemplo los discapacitados. También abogó por el bilingüismo en la educación pública, asegurando que en ese sentido "Chaves no cumplió", pues "sólo lo tiene el que paga 3.000 euros al mes". Finalmente, instó al presidente de la Junta a que "pida perdón a los granadinos por 25 años de discriminación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios