Los partidos suspenden la campaña y acuerdan reunirse para dar una respuesta unánime a ETA

  • La reunión tendrá lugar a las 19:00 en el Congreso de los Diputados para pedir la condena unánime del atentado

Los partidos políticos han suspendido los actos finales de cierre de la campaña electoral tras el asesinato de un ex concejal socialista vasco a manos de ETA y han acordado celebrar esta tarde una reunión conjunta en el Congreso de los Diputados para dar una respuesta unánime al atentado terrorista.

Los candidatos han conocido el atentado cuando apuraban las últimas horas de campaña para las elecciones del domingo.

El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ha sabido que ETA había matado en Mondragón al socialista Isaías Carrasco cuando concluía un mitin en la ciudad de Málaga.

El presidente andaluz, Manuel Chaves, esperó a que terminara su discurso para comunicarle lo que había ocurrido.

El impacto que causó la noticia en el presidente del Gobierno fue visible en la expresión seria y ausente de su rostro mientras saludaba con el brazo a los miles de personas que le aclamaban.

Antes de desplazarse urgentemente a Madrid, Rodríguez Zapatero habló con el líder del PP, Mariano Rajoy, con quien acordó suspender los actos finales del cierre de la campaña.

También cambió la cara de la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, cuando comunicó a los periodistas con los que charlaba tras la rueda de prensa del Consejo de Ministros los primeros datos que le había trasladado un colaborador.

Después, el candidato del Partido Popular ha comparecido en Madrid en la sede nacional para condenar el atentado, manifestar que "todos debemos estar unidos y juntos contra ETA" y subrayar que la banda terrorista debe perder "toda esperanza de conseguir sus objetivos políticos" porque acabará derrotada.

A esa hora, el PSOE ya había convocado a representantes de los grupos parlamentarios y a los agentes sociales a una reunión en el Congreso para expresar la condena unánime ante el asesinato, que previsiblemente se plasmará en un comunicado suscrito por todos.

Al mismo tiempo, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) ha convocado concentraciones de cinco minutos para el próximo lunes, a mediodía, en las puertas de los ayuntamientos.

No obstante, la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) va a intentar conseguir autorización para celebrar mañana sábado, jornada de reflexión, concentraciones silenciosas de repulsa.

Las reacciones de condena y las expresiones de dolor no han cesado durante toda la mañana, tanto desde las instituciones como desde el ámbito político.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha ofrecido una rueda de prensa en la que ha remarcado que ETA "nunca conseguirá doblegar a la sociedad española" y se ha mostrado convencido de que los autores del atentado "acabarán frente a los tribunales y en la cárcel".

Los Reyes han lamentado y condenado la muerte del ex concejal socialista y el presidente del Senado, Javier Rojo, ha declarado que "es el momento de aparcar reproches y pensar en la unidad de la democracia", ya que "juntos somos más fuertes".

El líder de IU, Gaspar Llamazares, que también ha suspendido la campaña, ha trasladado la condena "sin paliativos" de esta federación y asegurado que el atentado "es la peor noticia que podíamos tener en estos momentos", al tiempo que ha llamado a la unidad de las fuerzas políticas frente al terrorismo.

La patronal CEOE también ha mostrado su condena al "brutal asesinato", igual que los sindicatos CCOO, UGT y USO, que han reclamado una "masiva participación electoral" el próximo domingo.

Para el "número dos" de la candidatura del PP por Madrid, Manuel Pizarro, los terroristas "no podrán nunca contra el Estado de Derecho"; en tanto que la dirigente vasca del PP, María San Gil, ha expresado su "más profundo cariño y solidaridad" con los socialistas y ha dicho que "ETA no va a ser derrotada hasta que no metamos en la cárcel al último terrorista".

Desde ERC, su cabeza de lista por Barcelona, Joan Ridao, ha considerado que ETA "actúa a la desesperada y quiere marcar la agenda política", pero ha advertido de que "la mejor respuesta" es acudir a las urnas.

La Conferencia Episcopal ha calificado el asesinato de "luctuoso y execrable" y ha recordado la firme condena que los obispos hacen del terrorismo, "una práctica intrínsecamente perversa, del todo incompatible con una visión moral de la vida, justa y razonable".

En Andalucía, donde el domingo se celebran también elecciones autonómicas, el PP y el PSOE también han acordado suspender la campaña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios