Los partidos andaluces muestran su unidad ante la barbarie de ETA

  • IU y CA se quejan de que ni PSOE ni PP pactaran con ellos la suspensión de los actos

Tal y como ocurrió cuatro años atrás con los atentados del 11-M, la campaña electoral andaluza se interrumpió ayer abruptamente poco después de conocerse el asesinato de Isaías Carrasco. La condena unánime del conjunto de formaciones políticas, sindicatos y asociaciones de distinta índole se hizo patente a través de declaraciones de sus portavoces y de comunicados de prensa.

Los líderes de PSOE y PP en Andalucía, Manuel Chaves y Javier Arenas, respectivamente, mantuvieron a primera hora de la tarde una conversación telefónica en la que pactaron la suspensión de los actos programados, una decisión a la que se sumaron poco después los candidatos de Izquierda Unida (IU), Diego Valderas, y Coalición Andalucista (CA), Julián Álvarez.

Arenas intervino en el Hotel Guadalete de Jerez de la Frontera y reclamó "unidad" a todos los demócratas para "derrotar" al terrorismo desde el Estado de Derecho, "el único camino para disfrutar de la libertad".

El líder del PP-A lamentó que "un día de alegría y debate electoral se haya truncado por el terrorismo, que una vez más ha sembrado de sangre" a la sociedad española.

Los socialistas suspendieron el acto de cierre de campaña que iban a celebrar en Sevilla, en el polideportivo de Pino Montano, con la presencia de Chaves y de Felipe González, mientras que los populares hicieron lo propio con el mitin previsto en el Auditorio Rocío Jurado, en La Cartuja, donde iban a intervenir Mariano Rajoy y Arenas. Lo mismo pasó con el cierre de campaña del PP en Almería, al filo de la medianoche.

Diego Valderas mostró "el dolor, la condena y la repulsa" de la coalición por el asesinato de Isaías Carrasco, motivos por los que IU también decidió suspender su acto final de campaña electoral, previsto en Bollullos Par del Condado, en Huelva. Valderas transmitió la solidaridad con la familia del fallecido y con los socialistas, al tiempo que apeló a la "unidad para hacer ver el desprecio a ETA". Con críticas porque la federación no fue consultada por los dos grandes partidos a la hora de decidir la suspensión de la campaña, Valderas también reclamó que "nadie utilice electoralmente la muerte de un demócrata" y señaló que "todos los votos tienen que valer en las urnas lo mismo frente a ETA". Asimismo, el líder de IU esperó que "no se repitan los errores de hace cuatro años".

Coalición Andalucista sustituyó el mitin-fiesta final de campaña que tenía programado en el hotel Al-Ándalus, de Sevilla, por una concentración de repulsa a las puertas del propio edificio. La formación debatió hasta las 17.30 si mantener el acto, adaptado a las trágicas circunstancias, u optar por la decisión que finalmente tomó. Voces del PA y el PSA, los dos principales partidos de la alianza, defendieron la idea de evitar que el atentado influyera en la campaña.

Julián Álvarez, líder andalucista, aludió a que Chaves "provocó" la coincidencia electoral y lamentó que el debate andaluz quedara marcado por un atentado que condenó y por el que expresó un "grandísimo dolor".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios