"Más de 80.000 onubenses dejarían de pagar el IRPF con el PP en el Gobierno"

  • Desde la 'Caravana del Cambio', los populares piden el voto para enmendar "los muchos agravios de Zapatero a Huelva", invertir en infraestructuras y bajar los impuestos para dinamizar la economía

Rajoy cuenta con ella en la alineación del "equipo económico" encabezado por el fichaje de Pizarro. Fátima Báñez (San Juan del Puerto, 1967) tiene la perspectiva de dos legislaturas en el Congreso y en el último cuatrienio ha estado calculadora en ristre desde la Portavocía de Presupuestos del PP, viendo cómo a Huelva, "la gran olvidada de Zapatero", no le han salido las cuentas.

-Estuvo usted en el equipo preparatorio de Rajoy para el debate televisivo 'del siglo'. ¿Conclusiones?

-Ha sido una experiencia única trabajar codo con codo con el líder del partido y aportarle toda nuestra ilusión. Mariano Rajoy ha demostrado en estos debates que puede ser un presidente del Gobierno con mucho sentido común. Es una persona muy honesta, que conoce de verdad los problemas de los ciudadanos porque se ha pateado España en estos cuatro años. Con diagnóstico, hay solución. Él sabe lo que preocupa a la gente normal: llegar a fin de mes, la hipoteca, la seguridad ciudadana... Eso ha estado claramente lejos de un presidente Zapatero que vive en el País de las Maravillas y se esconde detrás de las grandes cifras económicas. A Zapatero le falta calle, y eso se ha notado en los debates.

-Uno de vuestros avales en campaña ha sido disponer de las recetas y la experiencia ante la ¿crisis?

-Es curioso, porque se produce ahora la misma situación que en 1996, cuando España se enfrentaba al reto de entrar en el euro, justo en unos momentos en los que se hablaba mucho de corrupción en el Estado, de crispación... Y había mucho paro. La sociedad española necesitaba un referente y un diagnóstico. Los españoles le dieron su confianza a Aznar y fuimos capaces de superar ese gran reto. Y han sido los mejores años de Gobierno de la historia democrática de España. Hemos sabido hacer las cosas en los momentos difíciles, y Mariano lo ha contado por activa y por pasiva en la campaña.

-Lo ha hecho desde una óptica que los socialistas han reducido al catastrofismo.

-Está claro que nos encontramos ante una situación de crisis: las hipotecas han subido más de 20 veces; las familias tienen muchísimos problemas para llegar a fin de mes -y Zapatero no es consciente, no lo reconoce-; la cesta de la compra ha subido de forma escalofriante... En Huelva hay 30 parados más todos los días, y esa gente necesita una solución urgente: estamos volviendo a la España que encontramos en 1996. Y lo que vamos a hacer es lo mismo, porque las recetas ya las conocemos y las hemos actualizado.

-Empezando por la fiscalidad: ¿cómo se traducen en Huelva estos compromisos?

-Vamos a bajar los impuestos. El PP ha demostrado que es el único que sabe hacerlo. Dejarán de pagar el IRPF todos los que cobren menos de 16.000 euros, esto es, 80.000 onubenses. Además, vamos a rebajar 1.000 euros en la declaración de la Renta a las mujeres para que puedan trabajar fuera de casa; y subiremos 150 euros a las pensiones más bajas... Incentivaremos a las empresas para que creen más empleo, por eso vamos a rebajar el impuesto de sociedades, y lo dejaremos en el 20%. Paradójicamente, bajando los impuestos se recauda más porque se dinamiza la economía. Eso no lo sabe hacer el PSOE: pagamos 500 euros más de impuestos desde que gobierna Zapatero en España. Bajando los impuestos se crea riqueza y se recauda más, lo cual finalmente redunda en más bienestar, porque tendremos más dinero para las políticas sociales.

-¿Cuáles son sus prioridades en esa materia?

-Que todos los mayores estén bien atendidos en residencias; dar a nuestros hijos una educación de más calidad; que haya más guarderías públicas y las madres puedan conciliar la vida laboral y la familiar.

-Se eterniza la promesa de las infraestructuras para Huelva.

-El PSOE no tiene ni un sólo proyecto nuevo. Tampoco ha terminado ninguno: el ejemplo más claro es la carretera Huelva-Gibraleón. Hace cuatro años que estaba contemplado el dinero para hacer el puente, que es lo único que falta. Y no se ha hecho. Tampoco se ha hecho el desdoble de la N-435, y el aeropuerto y la Huelva-Cádiz ni los contemplan, y no se ha puesto ni un ladrillo de la estación del AVE. Con la Alta Velocidad nos quieren dar gato por liebre: Magdalena Álvarez ha cambiado el AVE contemplado por el Gibierno de Aznar por un tren de Altas Prestaciones. Zapatero ha conseguido una Andalucía de dos velocidades: de un lado estarán las provincias con AVE, como Sevilla, Córdoba y Málaga; y de otro las provincias que tendrán un tren de segunda categoría. No hay derecho a que a Huelva la hayan engañado, condenándola a la Segunda División, y encima no se atrevan ni a dar fechas.

-¿En qué notarán los onubenses la diferencia con el AVE?

-Perderemos tiempo, velocidad. El tren de Altas Prestaciones sólo podrá ir a 200-220 kilómetros por hora porque sirve al tráfico mixto de viajeros y mercancías. No nos merecemos tanto agravio. Y Huelva está donde está porque tiene una sociedad civil muy dinámica, y por las infraestructuras que hizo el PP: la Huelva-Ayamonte (con las conexiones por hacer); la presa del Andévalo, el anillo hídrico para el Condado... Pero luego llega el PSOE y no hace ni el canal de Trigueros, ni la presa de Alcolea. No hacen nada: han retrasado una media de 10 años nuestros grandes proyectos de infraestructuras. Huelva necesita el revulsivo y la apuesta definitiva de un Gobierno de España que crea en ella e invierta en ella.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios