Los números dos menos segundones

La decisión de Rajoy de no incluir a Ruiz-Gallardón en la lista al Congreso proyecta en Madrid la imagen de un PP desunido. El PSOE utiliza esta baza y pone cada día sus esfuerzos en hablar de la sucesión de Rajoy, al tiempo que cultiva la imagen de Zapatero como líder incuestionable.

Se empeña también en hacer ver que el PP de Esperanza Aguirre representa una derecha dura, regresiva en derechos y ávida de confrontación, a fin de movilizar al electorado de centro-izquierda, que en Madrid es sociológicamente mayoritario, pero muy abstencionista.

Al fichar a Manuel Pizarro el PP incide en las expectativas económicas de los votantes, sobre todo de los trabajadores que pueden ver en el ex presidente de Endesa al defensor de sus proyectos y ambiciones. El PSOE intenta neutralizar este mensaje poniendo de manifiesto que Rajoy ha contado con Pizarro en detrimento de Ruiz-Gallardón y que esto supone un nuevo giro a la derecha del PP.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios