Sin novedad en Ceuta y Melilla, que repiten como feudos populares

  • El PSOE mejora su cosecha de votos en ambas ciudades, pero vuelve a quedarse sin escaños

Ceuta y Melilla siguen fieles al guión de la última década y media: entregaron el único diputado en juego en cada circunscripción al Partido Popular, sin otorgar espacio a la sorpresa. Eso sí, en ambos casos el apoyo sumado por los populares se ha reducido tanto en términos porcentuales como en el cómputo total de votos respecto a 2004, alimentando de esa forma el ascenso del PSOE, la segunda fuerza más respaldada en ambas ciudades.

Abonada al PP sin interrupción desde los años 90, el 55 por ciento de los ceutíes se decantaron ayer por esa opción, convirtiendo de nuevo en diputado a Francisco Antonio González, que durante las últimas legislaturas ha ocupado en el Congreso la representación de su partido en la comisión de Deportes. El PSOE mejora en casi dos puntos su resultado y gana casi 2.000 votos, aunque queda lejos del escaño.

En Melilla se repitió el escenario de la victoria popular, incluso con más votos a favor, pero con un pero: los socialistas han avanzado tanto que en 2004 perdieron por 4.500 votos y ayer sólo por 400.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios