Una lucha en busca de lo imposible

  • Más de una decena de pequeños partidos políticos culminan esta semana una campaña de escasos recursos económicos con el único reto de que las fuerzas mayoritarias "escuchen" sus propuestas

Poco o nada tiene que ver el presupuesto utilizado en esta campaña por los representantes de partidos como el PSOE o el PP, cifrado en varias decenas de millones de euros, con el que se gastan fuerzas como la federación ecologista Los Verdes, el Partido Humanista o Falange Española de la JONS, por aludir sólo a algunas de las más de una decena de formaciones menores que concurrirán por Córdoba a las elecciones generales y autonómicas que se celebrarán el próximo domingo. Asumen que la lucha en las urnas servirá para poco en lo que a representación en el Senado, el Congreso y el Parlamento andaluz. Sin embargo, parten con el objetivo de que los electores conozcan sus propuestas y, de camino, que socialistas y populares los "escuchen".

Para el número uno al Congreso del partido Por un Mundo más Justo, Joaquín Malo de Molina, la representatividad en una de estas cámaras es "un imposible". Pese a ello, la labor que ha de realizar su formación "tiene que ser de ir poco a poco, buscando que cada vez haya más personas que conozcan nuestro mensaje". En este sentido, Malo de Molina apunta algunas de sus iniciativas: la "erradicación de la pobreza" es el común denominador del programa.

La búsqueda de la tercera República es uno de los ejes del Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE), como así lo apunta su aspirante al Congreso de los Diputados Diana Baza. Esta formación pretende nacionalizar recursos como la energía, los transportes o la banca, así como forzar la "salida" de España de la Unión Europea (UE) y la OTAN. "No se puede ser cómplice de quienes saquean el planeta", apunta Baza, que destaca la necesidad de "abandonar la zona euro y contar con una moneda propia".

Esther Moleón, la cabeza de lista al Parlamento andaluz por parte del Solidaridad y Autogestión Internacionalista (SAIN), también piensa que "hay muy poco que hacer, pero se trata de trabajar a largo plazo y pensar que mañana pueden cambiar las cosas". Para convencer a los ciudadanos, la representante de SAIN destaca las propuestas que se encaminan hacia la desaparición del hambre o las que van en la línea de acabar con el desempleo y la "esclavitud infantil". Sin embargo, la iniciativa que llama más la atención es el compromiso "firme" de que los cargos públicos, si ellos salen elegidos, "cobremos el salario mínimo interprofesional".

Los representantes de Falange Española de la JONS quieren que se les deje de encasillar en la extrema derecha y que se escuchen sus propuestas. A este respecto, su portavoz, Manuel Chacón, alude a la "necesidad de modernizar Córdoba con la industria", así como la redacción de un plan de cultura. Chacón subraya algunas de las propuestas en materia de vivienda del partido que fundó Primo de Rivera: "Debe ser un derecho y no un negocio y habría que municipalizar el suelo y fomentar la construcción", destaca Chacón.

En los programas de otros partidos menores también tienen cabida propuestas curiosas, como la creación de 80.000 puestos de trabajo como consecuencia de las actividades de la energía alternativa, una iniciativa impulsada por Los Verdes y que, según destacó su representante en Córdoba Victorio Domínguez, "habría que potenciar de inmediato". En este sentido, también habría que destacar la "progresiva" eliminación de los colegios concertados o la creación de una red de trenes de bajo coste que una las provincias de Almería y Huelva en sólo cuatro horas, iniciativas del portavoz de Izquierda Republicana, Ricardo Higuera.

La reforma de la ley electoral también forma parte del programa de algunas fuerzas políticas menores, como Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía. Su responsable de comunicación, José Antonio Rodríguez, apuesta además por "regular la eutanasia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios