"No debería haber debatido tanto de Iraq y el 11-M"

  • El líder del PP admite fallos en el segundo cara a cara con Zapatero · Rajoy reprocha a su rival la "majadería miserable" de comparar los muertos por terrorismo entre legislaturas

El presidente del PP y candidato a la Presidencia, Mariano Rajoy, entonó ayer el mea culpa. Reconoció errores y lo hizo en público. Fue en una entrevista en la emisora Onda Cero donde se prestó a enjuiciar su papel en el segundo cara a cara. La conclusión a la que llegó fue que "no debería haber debatido tanto tiempo" sobre Iraq y el 11-M y que, en su lugar, debería haber "dedicado más tiempo a la lucha contra ETA".

El líder de los populares explicó que en vez de hablar "tanto tiempo" sobre "un tema del que los españoles ya han emitido un juicio", y que, además, es "el argumento favorito del señor Zapatero, debería "haber dedicado en ese bloque más tiempo" a hablar de la lucha antiterrorista y "haber insistido más a Zapatero para que pidiera disculpas por las mentiras a las cuales ha tenido sometido al Congreso y a los españoles a lo largo de estos cuatro años".

Precisamente, la parte del debate que dejó "peor sabor de boca desde el punto de vista personal" a Rajoy fue cuando, al hablar de política antiterrorista, su rival comparó el número de muertos en las dos últimas legislaturas. "Me pareció muy miserable", señaló, para después estimar que "de lo demás se puede discutir", pero no de las víctimas. "Es impropio de una persona con unos poquitos valores y un poquito de respeto por sí mismo y convicciones. No, no me gustó nada", dijo.

Más tarde, en una conversación informal con periodistas antes de su mitin de anoche en Vigo, Rajoy aseguró que pese a que "lo de Iraq fue lo malo", su enredo no le restará "un voto".

Frente a las encuestas de los medios que le dan como perdedor, el líder del PP aseguró que el segundo debate le quedó "mejor" que el primero y que su mensaje fue "más eficaz" que el de Zapatero. Rajoy destacó asimismo que el cara a cara estuvo más dirigido a los indecisos y, en este sentido, subrayó la importancia de los temas relativos a la economía y a la inmigración.

Así, explicó que la fidelización de voto es más alta en el PP que en el PSOE y por eso se dirigió a los indecisos en sus intervenciones. El líder del PP volvió a hablar de la comparación de los muertos por terrorismo que hizo Zapatero entre la última legislatura del PP y la actual del PSOE. "Fue una majadería miserable", insistió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios