"Los debates han demostrado que la política interesa a los ciudadanos"

  • Después del 9-M confía en "seguir haciendo lo que he hecho toda mi vida; es decir, trabajar por Huelva" pero llegando hasta Madrid en lugar de quedarse en los límites provinciales

De presidente de la Diputación de Huelva y alcalde de Valverde va a dar el salto a la Cámara Alta del país. Se prepara para entrar en el Senado convencido de que necesita una reforma consensuada.

-La aspiración al Senado, ¿supone un cambio radical en su carrera política?

-Yo diría más bien complementario. Me he movido siempre a nivel de corporaciones locales y mi cargo como presidente de la Diputación me permitió tener un conocimiento importante de la Administración autonómica. Donde no he estado nunca ha sido en la Administración central. Yo estoy muy ilusionado por seguir haciendo lo que he hecho toda mi vida; es decir, trabajar por Huelva.

-En esta cámara el trabajo del político se diluye, ¿no?

-Creo que es como todo, el senador tiene todo el juego que quiera para trabajar por su circunscripción, en este caso por Huelva. También es evidente que esta Cámara lleva muchos años reclamando una reforma que pasa por una reforma constitucional; ¡ojalá sea ésta la legislatura del consenso y de la reforma del Senado!

-¿Cómo se plantea su trabajo en el Senado?

-Soy buen conocedor de los problemas de Huelva, así que dentro del grupo parlamentario que se constituya tras el 9-M aportaré mi experiencia y mi visión de estos problemas para hacer un trabajo coordinado en el Parlamento, el Congreso y el Senado, para hacer las gestiones y mediaciones necesarias para que los problemas se transformen en soluciones.

-Hace años que trabaja por el desdoble de la N-435 y sigue ahí...

-Una autovía en España, EE UU, Canadá o cualquier otro país tarda de 10 a 12 años desde que se empieza a apostar por un plan de infraestructuras hasta que se corta la cinta, en medio hay un proceso administrativo inmenso. Desde 2005 Zapatero hizo una apuesta muy concreta por este desdoble en los presupuestos y también hubo cantidades asignadas en 2006, 2007 y 2008, mientras que los gobiernos del PP no quisieron saber nada. Ya hemos sacado el estudio informativo en el que los ayuntamientos participamos; queda pendiente el tema medioambiental, el proyecto y la construcción; el desdoble ha avanzado en estos últimos 4 años un poquito más, sobre todo, desde la alternativa que dio la Junta de Zalamea a Santa Olalla.

-Ésta se ha convertido en la campaña de los debates, ¿a qué cree que se debe?

-A nivel nacional está claro que cuando hay un presidente socialista hay debate, con Aznar no hubo. Creo que la modernidad y los cambios hacen que los debates sean la fórmula con la que los ciudadanos pueden comprobar cómo los candidatos exponen los problemas. Los debates han demostrado que la política interesa. El primero, entre Pizarro y Solbes, lo siguieron cuatro millones de espectadores y el de Zapatero y Rajoy, trece. Yo pediría al PP que si un día gobierna, permita el debate.

-¿Los andaluces se han acostumbrado a que las elecciones generales y autonómicas vayan juntas?

-No creo que eso sea un problema, yo no lo veo por donde voy, así que es mejor no crearlo. Lo importante es poner de manifiesto que Andalucía está progresando, que tiene una legítima aspiración de converger con las regiones más desarrolladas de España y de Europa y veo un interés en los andaluces de arrimar el hombro y conseguir ese objetivo.

-Chaves aprovechó el 28-F para decir que se retiraba, ¿era el momento más oportuno?

-Manuel Chaves tiene una buena cabeza para pensar en la Comunidad Autónoma, en el país y en su futuro. No sé por qué hizo ese comentario pero, en estos momentos, lo importante es centrarse en la campaña electoral y en las elecciones en las que los andaluces nos jugamos mucho.

-La violencia de género ha saltado a la campaña con 4 asesinatos, ¿dónde está la solución?

-La impresión que tengo es que se trata de un tema cultural que no se va a resolver con hacer una buena ley. Hacen falta recursos materiales y humanos, mucha pedagogía y mucha formación porque la piedra angular es la ambición de los hombres por la propiedad de su pareja mientras el desarrollo de las mujeres cada vez es más amplio y van a ocupar más parcelas importantes de la sociedad. Hay que cambiar el chip de los jóvenes en los colegios y de la misma forma que tenemos otras asignaturas hay que meter la de la igualdad.

-Con la precampaña llegó el desencuentro entre Iglesia y PSOE que no se ha superado

-No veo ningún desencuentro entre el PSOE y la Iglesia sino un desencuentro entre el PSOE y una parte de la jerarquía de la Iglesia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios