El bipartidismo también llega a Jerez

  • PSOE y PP copan el 90% de los votos emitidos en la ciudad creciendo ambos de forma importante

La clara implantación del bipartidismo a nivel nacional, con los políticos del PSOE y del PP copando el 92 por ciento de los escaños del Congreso de los Diputados (ambos sumaron casi el 84% de los votos emitidos) tuvo su fiel reflejo en Jerez, donde los dos grandes partidos nacionales se hicieron con el 90,44% por ciento de las papeletas emitidas en las urnas por los ciudadanos.

A modo de ejemplo se puede destacar que si los datos de las elecciones generales al Congreso de los Diputados se extrapolaran a unas hipotéticas elecciones municipales, el PSOE disfrutaría de una nueva mayoría absoluta como la que ahora disfruta con 15 de los 27 concejales actuales. El PP, por su parte, seguiría siendo la segunda fuerza política de la ciudad con 12 representantes. Eso sí, justamente ahí se acabaría la variedad política del Consistorio jerezano pues ni Izquierda Unida ni los andalucistas obtendrían representación alguna. Se trataría de un gobierno bicolor.

Pese a todo se trata, como ha quedado descrito, de un ejemplo pues, es bien sabido, que los ciudadanos tienen en cuenta factores diferentes cuando votan en los comicios locales y cuando lo hacen para los nacionales y los autonómicos.

En la referida polarización de la política nacional también ha tenido mucho que decir la coalición Izquierda Unida, cuya debacle la ha llevado a unos mínimos históricos. De los 5.400 votos que la coalición obtuvo en las elecciones generales de 2004 pasó a los 4.300 votos del pasado domingo, 1.100 menos en apenas cuatro años. Cabe recordar que en los últimos comicios municipales Izquierda Unida cosechó en la ciudad 5.300 apoyos. Como se puede ver, ha perdido mil votantes en apenas unos meses.

El PSOE -que se erigió en el claro ganador de las elecciones generales con más de la mitad de los votos emitidos en Jerez (51,65% del total)- volvió a dominar en la mayoría de los distritos jerezanos, si bien en esta ocasión -y en comparación con las elecciones municipales del pasado 27 de mayo del año pasado- los socialistas perdieron en un distrito que, aunque por los pelos, fue de su dominio en las municipales. Si en mayo ganaban en siete de las diez circunscripciones electorales en que se divide la ciudad, el pasado domingo los socialistas lo hicieron en seis, especialmente en el macro distrito 6, la circunscripción de La Granja-Delicias, zona electoral jerezana donde votan, prácticamente, uno de dos electores jerezanos.

Fue allí donde el PSOE se alzó con 18.364 votos, frente a los 11.004 del PP. Nada menos que 7.360 votos más. Pese a todo (otra vez el bipartidismo) ambas formaciones consiguieron espectaculares incrementos en el porcentaje de apoyos, pasando el PSOE del 46% al 55% y el PP del 25% al 33%. Buena prueba del poderío de los grandes partidos nacionales es que la tercera fuerza fue IU, con 1.596 votos, a 10.000 prácticamente del Partido Popular. De otro lado, cabe destacar que nuevamente, y tal y como ocurriera en la convocatoria local del pasado 27 de mayo, donde el PSOE gana lo hace de forma aplastante, algo que los populares consiguen en el distrito 1 (casco antiguo), 2 (centro-Madre de Dios) y 4 (avenida Álvaro Domecq y aledaños). En esta ocasión, el PP sumó además una victoria en el distrito 8 (La Cartuja, Los Albarizones, Montealegre…). Se trató de una victoria mínima, tal y como se puede comprobar en el cuadro superior, pues consiguió 772 votos al PP frente a los 756 del PSOE. En los distritos 1 y 3, los votos populares prácticamente duplicaron a los de los socialistas, no así en la zona centro-Madre de Dios, donde los 8.790 votos de los primeros se vieron seguidos de cerca por los 6.445 de los segundos.

Si la crisis que atraviesa Izquierda unida es grave, la que afecta a los nacionalistas andaluces es tremenda. En los últimos ocho años, los nacionalistas en su conjunto han perdido nada más y nada menos que 14.000 votos en Jerez en las generales. Así, si en las del año 2000, un total de 16.090 jerezanos apostaban por la presencia nacionalista en Madrid, cuatro años más tarde se vivía un serio revés con la pérdida de casi 10.000 apoyos, para quedarse en unos aún sostenibles 7.391. El pasado domingo, la que se presuponía la base de los nacionalistas andaluces se difuminó enteramente para quedarse con los 2.052 papeletas que apoyaron en las urnas las tesis nacionalistas en relación con la política nacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios