L ETA vuelve a matar

Una hija del asesinado pide solidaridad con un voto masivo

  • Sandra Carrasco dice que no tolerará que se manipule la muerte de su padre e insta a los españoles a volcarse en las urnas para transmitir a ETA que no se doblegarán

Comentarios 71

Sandra Carrasco, la hija mayor del ex concejal socialista de Mondragón asesinado por ETA, Isaías Carrasco, hizo ayer un llamamiento al voto y aseguró que no tolerará que se "manipule" el asesinato de su padre. "Pido a los que quieran solidarizarse con mi padre y con nuestro dolor que acudan masivamente a votar el domingo para decir a los asesinos que no vamos a dar ni un solo paso atrás", afirmó.

Arropada por varios dirigentes socialistas, Sandra Carrasco pidió "sobre todo" que el asesinato de su padre "no sea manipulado por nadie" porque "no lo vamos a tolerar", dijo.

La hija del ex edil agradeció al apoyo brindado a su familia y se refirió a su padre como "un hombre valiente, que ha dado la cara, y quienes lo han matado han sido unos cobardes", agregó.

Por su parte, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, que acompañó a Sandra Carrasco en la concentración celebrada ayer a mediodía frente al Ayuntamiento de Mondragón, se dirigió a los terroristas asegurando que, aunque puedan "hacer daño, jamás van a doblegarnos". De la Vega afirmó que es un día de "profunda tristeza y dolor" para todos los socialistas y "un día de luto para todos los españoles" porque "ETA ha asesinado a un trabajador, a un buen hombre, a un hombre dedicado a su familia, a sus amigos, a su trabajo y a sus ideales".

Junto a De la Vega, el presidente del PSOE, Manuel Chaves, apostó en Mondragón por la "unidad de los demócratas" en el País Vasco y en España para "hacer frente al terrorismo" desde "la democracia", al tiempo que animó a "los ciudadanos libres de Euskadi y España" a trabajar "codo con codo" contra la violencia. El candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía confesó encontrarse "conmocionado" por "tanta crueldad, tanta vileza y tanta cobardía" y se dirigió también a los terroristas para advertirles de que "con indecencia no se concibe ningún país" y que "este asesinato esta indecencia, la llevarán como un estigma a lo largo de toda su vida".

El féretro con los restos mortales del ex edil socialista fue sacado a hombros del Ayuntamiento de Mondragón por miembros de la Ejecutiva del PSE-EE como Patxi López y Miguel Buen, a las cinco de la tarde de ayer entre los aplausos de los asistentes. La capilla ardiente se había cerrado al público a las cuatro y durante una hora después permanecieron en su interior los familiares de Carrasco para despedirse en la intimidad del ex concejal del PSE.

La comitiva fúnebre iba encabezada por las más de 50 coronas que ha recibido la familia en la capilla ardiente, y, detrás, se situaron los familiares de Carrasco. El féretro era portado a hombros entre otros por el secretario general del PSE-EE, Patxi López, y el secretario general del PSE de Guipúzcoa, Miguel Buen.

En ese momento, los asistentes irrumpieron en aplausos y algunos de ellos levantaron el puño y entonaron la Internacional.

El obispo de San Sebastián, Juan María Uriarte, ofició el funeral en la parroquia San Juan Bautista de Mondragón. En el transcurso de la homilía denunció la "violencia desalmada" de ETA y exigió a la banda su desaparición definitiva.

Centenares de personas abarrotaron la parroquia, que se quedó pequeña para acoger a todos aquellos que querían dar su último adiós a Carrasco. Por ello, la ceremonia fue seguida por megafonía desde el exterior.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios