El andalucismo, por primera vez fuera del Parlamento

  • La aventura en coalición termina con una debacle y deja a Julián Álvarez al borde del precipicio

La decisión de presentarse en coalición acabó de forma trágica para el andalucismo, que por primera vez en la historia se ha quedado sin representación en el parlamento autonómico. La caída que pronosticaban las encuestas se transformó en una debacle en toda regla. La pérdida de los cinco diputados de la legislatura anterior sitúa al PA ante una durísima travesía del desierto los próximos cuatro años y a Julián Álvarez, su secretario general y cabeza de lista en esta aventura, en el centro del disparadero.

Álvarez, cariacontecido, descartó pasada la medianoche su dimisión e incluso garantizó que la marca CA seguirá adelante. "No son tiempos de cambio y el proyecto es irreversible" fueron sus palabras.

De manera fundamental el Partido Andalucista, el gran perdedor en la tremenda derrota, y en general las llamadas fuerzas de obediencia regional constataron con abatimiento y crudeza que en el juego electoral dos más dos no siempre suman cuatro. Andalucía le dio la espalda a la nueva marca CA y el andalucismo también sufrió aquello contra lo que más había cargado durante la campaña. Sus diputados fueron a parar al PSOE y al PP, lo que ha dibujado un Parlamento aún más bipartidista del que existía.

Los resultados dejan a Julián Álvarez, con un congreso a la vista, al borde del precipicio político y al PA, condenado al anonimato.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios