El andalucismo se derrumba en uno de sus viejos feudos

  • La decepción por los resultados quedó patente anoche en las pocas palabras de Manuel Prado y Jorge Romero

La decepción por el fracaso de Coalición Andalucista (CA) en las elecciones generales y autonómicas se notó ayer desde primeras horas de la noche en el hotel Playa Victoria de la capital gaditana, lugar elegido por el comité provincial del partido para seguir los resultados. Cerca de las 12:30 de la noche Manuel Prado, candidato de la coalición al Parlamento andaluz sentenciaba lo que ya se preveía: "Se han confirmado los malos augurios".

CA no pudo ni siquiera mantener su parlamentario andaluz en uno de sus tradicionales feudos, la provincia, y además se quedó de nuevo sin representación en el Congreso. El escaño andaluz, ocupado estos cuatro años por el andalucista Antonio Moreno, centró la atención de periodistas y militantes hasta última hora pero la ilusión depositada en lograrlo se diluyó cuando Prado hizo su rápida intervención para dar por finalizada una noche electoral que los andalucistas querrán pronto olvidar.

Pocas fueron las frases que pronunciaron en el cuartel general. Tanto Prado como Jorge Romero, candidato al Congreso de los Diputados, resumieron en pocas palabras la decepción que reflejaban sus rostros. No sólo por los resultados obtenidos en la provincia sino por los obtenidos en el conjunto de Andalucía, sin representación ninguna en el Parlamento.

Prado sólo dijo que "evidentemente éstos no son los resultados que esperábamos" aunque dio gracias "a todos los gaditanos que han depositado su confianza en nosotros". El candidato andalucista quiso dejar claro que "CA es un proyecto a largo plazo, que esto es un alto en el camino y que tenemos que seguir trabajando y luchando por Andalucía como venimos haciendo desde hace muchísimo tiempo". Así, Prado ratificó además las palabras de su candidato a la presidencia Julián Álvarez y para las próximas elecciones la coalición seguirá unida. Aunque el también diputado provincial no quiso entrar en la "excusa" del bipartidismo, aseguró que "hemos tenido que hacer una campaña pueblo a pueblo, puerta a puerta prácticamente, y parece ser que no ha llegado el mensaje a los ciudadanos".

Un hora antes, Jorge Romero también decía eso de "evidentemente no son los resultados que esperábamos". El candidato al Congreso de los Diputados manifestó que "no es nada bueno para el futuro de Andalucía no tener representación en el Congreso porque una vez más estas elecciones la han vuelto a ganar los partidos nacionalistas de otros territorios del Estado". Romero incidió en que seguirán luchando y agradeció a los compañeros su esfuerzo en la campaña.

En un espacio acotado detrás de un biombo vivieron el devenir de la noche los andalucistas, entre los que estaban Alfonso Andrades o Manuel de Bernardo. De allí sólo se movieron para fumar algún cigarro o hablar por el móvil. Los rostros siempre serios. Y es que la decepción por los resultados no dio para más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios