Zapatero pide a Rajoy que aclare qué hará con el trasvase del Ebro

  • El líder socialista promete el AVE para Teruel y que no habrá trasvase si gana

"Yo reitero que mientras sea presidente no habrá trasvase del Ebro". Con esta afirmación y la acusación de que el PP no tiene "coraje" de explicar qué hará en materia hídrica, el candidato socialista a la Presidencia, José Luis Rodríguez Zapatero, se metió en el bolsillo a los más de 15.000 asistentes al mitin de Zaragoza que abarrotaron la plaza de toros.

Zapatero criticó al líder del PP, Mariano Rajoy, por "no tener coraje, ni valor para decir qué va a hacer con el trasvase si gobierna". Y es que, según aseguró, "ni la niña de Rajoy entiende lo que está diciendo sobre la política del agua, porque no se puede tomar por tontos a los ciudadanos, ni aquí, ni en ningún sitio". "No se puede engañar -advirtió- a todos al mismo tiempo. Es una estafa".

A juicio de Zapatero, ahora los ciudadanos de la Comunidad Valenciana y de Murcia, favorables al trasvase, saben que el PP les ha estado engañando. Según dijo en Zaragoza, donde la mayoría recela del trasvase de la cuenca aragonesa a tierras valencianas y murcianas, ya se han dado cuenta de que la única política del agua es la del PSOE porque "es moderna, ha invertido, porque hay desaladoras y porque van a disponer de agua", aseguró. Zapatero también criticó al ex presidente Aznar, quien la víspera calificó de "chorrada" el gesto de la ceja. "Ya sabíamos que no le caracteriza la sensibilidad, pero le recuerdo que ese gesto es el que utilizan las personas sordomudas en este país para identificarme".

Acompañado por el presidente del gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, Zapatero se comprometió a que el AVE llegue a Teruel en la próxima legislatura. El líder del PSOE aseguró también que el PP quiere ganar "con la tristeza de la abstención" y "excitando los peores sentimientos", pero advirtió que siempre gana "quien cree en su país y siembra ilusión".

El dardo contra Zapatero lo lanzó ayer el candidato de CiU a la Presidencia, Josep Antoni Duran Lleida, que le tachó de "ignorante" por considerar incompatible Cataluña y la democracia cristiana en una entrevista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios