Valderas dedica el último día de campaña a la mujer y hace un balance positivo

"La suerte está echada". Con esta frase finalizaba ayer sin saberlo su campaña electoral Diego Valderas, apenas dos horas antes de producirse el asesinato de Isaías Carrasco. La coalición, al igual que el resto de fuerzas políticas, decidía suspender su acto de cierre, programado para celebrarse por la noche en la Cooperativa Vitivinícola de Bollullos Par del Condado en presencia de unas mil personas.

Con 4.500 kilómetros recorridos por todas las provincias andaluzas, el candidato dedicaba la mañana del último día de campaña a exponer sus propuestas en materia de igualdad, en anticipo de la celebración hoy del Día de la Mujer. Entre ellas, la creación de una Consejería de la Mujer a la que se destinaría un cinco por ciento del presupuesto, frente al 0,12 que se destinó en 2007 en materia de igualdad; un plan para superar las diferencias laborales (especialmente de salario) en los próximos cuatro años o un gran pacto andaluz contra la violencia de género.

Estas medidas fueron expuestas en Huelva, la provincia más visitada por el candidato por ser la que le tiene que dar el escaño en el Parlamento. En ella hizo también Valderas un balance de la campaña realizada, declarándose satisfecho del trabajo realizado y considerando que los votos de IU "serán de calidad". El candidato asegura haberse enfrentado a esta campaña "desde una posición más libre", tras haber asumido "lo que se juega el proyecto y lo que me juego yo" y aprovechó el día para llamar a la participación, al considerar que "es difícil una participación por encima del 70 por ciento", una situación que, paradójicamente, beneficiaría a Izquierda Unida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios