Tristeza en Izquierda Unida después de no mejorar los resultados obtenidos en 2004

  • La renuncia a la reelección de Llamazares coloca a Aguilar como su posible sucesora

La decepción se mascaba ayer en la sede provincial de IU desde el cierre de los colegios electorales, aunque había esperanza de mejorar o, al menos, igualar los resultados cosechados en 2004 -tan sólo un parlamentario andaluz-. Finalmente, la aspiración de conseguir un escaño en el Congreso de los Diputados se esfumó, así como la de obtener el segundo parlamentario andaluz. La única nota positiva fue que José Manuel Mariscal renovó su acta en San Telmo, tal y como apuntaban los sondeos, en una noche en la que la ausencia destacada fue la de la alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar, quien no acudió a la sede de la coalición. No obstante, los resultados de la noche electoral también pueden acabar cambiando la vida política de la alcaldesa. El coordinador nacional de IU, Gaspar Llamazares, ha anunciado tras el batacazo electoral de la coalición que no se presentará a la reelección para el cargo, lo que deja a Aguilar en inmejorable posición para acabar sucediéndole.

Tras conocerse el escrutinio, el coordinador provincial de IU, Francisco Martínez, subrayó el trabajo de su formación durante la campaña e insistió en la necesidad de cambiar la ley electoral, "porque propicia un bipartidismo injusto que rompe la pluralidad democrática". Además, realizó un llamamiento "para que se produzca ese cambio con el fin de que el valor del voto de IU sea el mismo que el del PSOE y el PP". El coordinador reconoció que los resultados de la coalición han sido malos e insistió en que su formación sigue representando "a la izquierda real".

Por su parte, el cabeza de lista de IU por Córdoba al Congreso, Manuel López Calvo, reconoció el trabajo de la militancia durante la campaña "en condiciones difíciles por la escasez de infraestructuras y fondos" y aseguró que "vamos a estar con la ciudadanía al pie del cañón". López Calvo apuntó que este trabajo es duro porque no tiene recompensa inmediata "pero es nuestro deber seguir apostando por las soluciones de los problemas que afectan a los ciudadanos, sobre todo en los próximos años cuando se prevé una época difícil desde el punto de vista económico". También valoró negativamente los resultados y lo justificó en que los votantes han considerado que "era mejor consolidar la mayoría de izquierda existente en lugar de apostar por una alternativa".

Mientras, Mariscal destaco que "los resultados demuestran que hemos resistido duramente al envite del bipartidismo" y calificó el acta mantenida al Parlamento andaluz como "una buena noticia, ya que nosotros apostamos por una izquierda alternativa que favorece el que tengan voz en el Parlamento los sectores más desfavorecidos". Insistió en que "vamos a seguir trabajando duro por tratar de buscar una solución a los problemas cotidianos, sobre todo, de los jóvenes y de las mujeres".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios