Sólo Espartinas y Tomares resisten a la hegemonía de los socialistas

  • El PSOE reduce su apoyo pero sigue ganando en la mayoría de municipios

Aunque con una tendencia claramente a la baja, que se nota sobre todo en los resultados de las autonómicas, el PSOE ha logrado mantener su firme hegemonía en el área metropolitana de Sevilla, incluso en municipios donde no ostenta la Alcaldía. Únicamente Tomares y Espartinas han logrado mantenerse como grandes referentes del Partido Popular en la zona y localidades como Bollullos de la Mitación o Pilas, donde los populares gobiernan con mayoría absoluta, han mantenido la situación de años anteriores de dominio socialista.

El único caso en el que los resultados del domingo son sustancialmente diferentes a los de hace cuatro años es Tomares, que precisamente también cambió su gobierno del PSOE por uno del PP en los últimos comicios municipales. En las elecciones generales de 2004, los socialistas fueron los más votados con un 45,8% de los votos frente al 41,2% de los populares. El pasado domingo, el PP obtuvo el 47,3% de los sufragios y el PSOE cayó hasta el 42,6%.

Espartinas, por su parte, el segundo municipio del área metropolitana en el que el PP fue el más votado, también ha conseguido dar la vuelta a la situación de 2004, cuando los socialistas ganaron en las generales por apenas 20 votos -cosa que no ocurrió en las autonómicas, donde los populares ya se impusieron-. El pasado domingo, el PP sacó 6 puntos al PSOE en las elecciones al Congreso y 11 en las autonómicas, y se consolidó como el gran bastión popular en una comarca con claro color socialista.

En el resto del área metropolitana ganó el PSOE, aunque en la mayoría de municipios se produjo una caída en el número de apoyos a los socialistas y una subida en el caso del PP. Aun así, el partido de Zapatero mantuvo amplias mayorías incluso en municipios inexpugnables cuando se trata de elegir a los alcaldes, como Bollullos de la Mitación o Pilas, donde gobierna el PP con mayoría absoluta, y donde el PSOE obtuvo el 54,13 y el 59,86% de los votos, respectivamente. Una holgada mayoría absoluta en caso de que las elecciones hubieran sido locales. También arrasó el PSOE en localidades con gobiernos de IU, como Camas, Alcalá del Río y La Algaba, en los que la coalición apenas rondó el 12% y se situó muy por debajo de socialistas y populares; y en los municipios gobernados por independientes, como Bormujos o Gelves.

No obstante, la tónica general de los resultados para el PSOE es a la baja, mientras que para el PP es claramente al alza. En las elecciones al Congreso de los Diputados, sólo seis municipios aumentaron su apoyo a los socialistas respecto de 2004, mientras que el PP aumentó este apoyo en todas las localidades del área metropolitana, incluidas aquellas tradicionalmente considerados feudos intocables del socialismo sevillano, como Alcalá de Guadaíra o Dos Hermanas.

Aunque la tendencia es mucho más clara en la elección al Parlamento andaluz. Únicamente dos municipios -Almensilla y Olivares- aumentaron su apoyo al PSOE, mientras que el PP sólo redujo su porcentaje en Olivares y en algunos casos subió hasta diez puntos, como en Tomares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios