Rajoy retoma la política económica de Rato

Por fin y en Barcelona se pudo asistir ayer a una de las escenas más esperadas de la campaña electoral del PP. Después de que el pasado domingo fuese el ex presidente del Gobierno José María Aznar quien respaldase expresamente en León a Mariano Rajoy, la localidad barcelonesa de Hospitalet de Llobregat fue el escenario del reencuentro del candidato popular con el ex vicepresidente económico y ex director gerente del Fondo Monetario Internacional, Rodrigo Rato. Fue una mera instantánea, un gesto efímero, sin pronunciar palabra, pero escenificó uno de los apoyos más esperados para Rajoy en plena recta final hacia el Palacio de la Moncloa.

En un auditorio con visible presencia de banderas de España y que aplaudió unánimemente a un joven que enarboló una bandera con la leyenda "Esto es España. Y al que no le guste que se vaya", Rajoy se congratuló por participar en el "mejor acto que celebra el PP en Cataluña en los últimos años". Y acto seguido reivindicó el legado de Rodrigo Rato con una apelación al electorado que ya había formulado por la mañana en otro acto en Gerona. "Si vives mejor que hace cuatro años -aseguró- te entiendo; si no vives mejor, si tienes dudas sobre el futuro, cambia. Por que yo voy a hacer una política económica como la que hizo Rodrigo Rato en ocho años".

Después de reivindicar a su ex compañero de Gabinete, el candidato hizo un repaso a los temas catalanes de la campaña bajo un compromiso general que rubricó: "Yo voy a cumplir con Cataluña, yo soy una persona de fiar. Yo no voy a engañar a nadie. Sé cuales son los problemas que tienen los catalanes y creo en Cataluña".

Así, en primer lugar, garantizó que si vence en las elecciones generales del 9-M el AVE no pasará cerca de la Sagrada Familia, un anuncio saludado con entusiasmo general del auditorio. Después se refirió a la enseñanza del castellano en Cataluña. "Yo -explicó- quiero educar a mis hijos como yo creo que debo educar a mis hijos y no como diga un burócrata o una administración. Quiero que los niños sepan hablar y escribir en castellano, en catalán y en inglés, pero reivindico la libertad de los padres para elegir la lengua vehicular".

En tercer lugar mencionó la crisis de las cercanías para denunciar que la gestión de Fomento ha sido "un sainete y un peudoesperpento valleinclanesco" con grandes dosis de "incompetencia, soberbia y mucha arrogancia".

Por la mañana, Rajoy aseguró en declaraciones a RNE que va a seguir hablando de la "niña" a la que aludió en los debates con Zapatero durante el resto de la campaña porque es una idea suya que improvisó en el primer cara a cara y de la que se declaró "muy contento y muy orgulloso".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios