Rajoy asegura que el PP estará "a la altura de las circunstancias"

  • El líder del Partido Popular destaca que su formación es la "que más sube" y le desea "suerte" a Zapatero "por el bien de España".

Comentarios 46

"Estaremos a la altura de las circunstancias". Este fue el mensaje que el líder del PP, Mariano Rajoy, lanzó tras una noche electoral en la que, como era de esperar, la palabra derrota no fue pronunciada en ningún momento por ningún dirigente popular. Pero, además de destacar en varias ocasiones que el PP es "el partido político que más sube de toda España, en escaños, en votos y en porcentaje de votos", reduciendo la distancia con el PSOE en un escaño (de 16 a 15), Rajoy sí admitió que, después de conocer los resultados, llamó al candidato socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, para "desearle suerte por el bien de España".

Rajoy tardó en salir al palco de Génova. Lo hizo, con una sonrisa de oreja a oreja, pasadas las once y cuarto de la noche escoltado por su director de campaña, Pío García Escudero, su fichaje estrella para estas elecciones, Manuel Pizarro, y el secretario general del partido, Ángel Acebes. Junto a él también estaban otras caras conocidas del PP como Soraya Sáenz de Santamaría, Jorge Moragas o la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que se mantuvo en un prudencial segundo plano.

"Amigas y amigos, lo primero y antes que nada, y desde lo más profundo de mi corazón a todos los que estáis aquí, muchísimas gracias. Hemos llegado aquí gracias a vosotros", proclamó Rajoy que fue interrumpido por los cientos de enfervorecidos simpatizantes populares al grito de ¡presidente, presidente!

Acto seguido, Rajoy, que no hizo referencia al ex concejal socialista asesinado el viernes por ETA Isaías Carrasco, confesó al público presente en Génova que ya había llamado a Zapatero para desearle "suerte por el bien de España", no sin antes pedirle a la multitud que estuviera "a la altura". Un ruego al que los cientos de simpatizantes populares respondieron con abucheos para el dirigente socialista y atronadores gritos de 'Zapatero embustero'.

Tras este álgido momento, el líder del PP, abrazado por su mujer, Elvira Fernández, que también salió al balcón, repartió agradecimientos a diestro y siniestro, comenzando por "todas las personas que han hecho algo tan importante por darnos su voto", especialmente "a todas esas personas que por primera vez han votado y nos han dado su apoyo". "Este partido estará a la altura de las circunstancias", proclamó Rajoy, que también dio las gracias a todo su equipo, "que me han apoyado en cuatro años que han sido difíciles" y a todos los dirigentes, militantes y candidatos populares.

Después de botar tímidamente a petición de la exaltada multitud, Rajoy subrayó que en estas elecciones el PP ha sacado "más votos que nunca" y es "el partido político que más sube de toda España, en escaños, en votos y en porcentaje de votos". "Todo el mundo sabe que somos previsibles, todo el mundo sabe lo que defendemos y todo el mundo sabe en lo que yo creo", continuó Rajoy que, como si de un partido de la selección se tratara, fue interrumpido de nuevo por la multitud al grito de “¡Viva España!” seguido del cántico "¡a por ellos, oe!".

"Todo el mundo sabe lo que es el PP, y mis convicciones, mis valores y mis principios es lo que este partido va a defender. Estaremos a la altura de las circunstancias", insistió una vez más Rajoy que, para terminar proclamó que en los próximos cuatro años no defenderá otra cosa que "los intereses generales de los españoles y de mi país, una gran nación que se llama ¡España!". Una andanada final que desató una euforia desbocada en el exterior de la sede central del PP en Génova.

Allí, la noche fue evolucionando a medida que se iban conociendo los resultados. Unos comienzos titubeantes, con sondeos que incluso llegaron a dar la mayoría absoluta al PP y unos primeros resultados engañosos que incrementaban la distancia con el PSOE incluso en más de 20 escaños, dieron paso según avanzaba el escrutinio a una euforia acorde con unos resultados algo más favorables para el PP. Los populares han visto como tras estas elecciones incrementaban su número de votos y escaños reduciendo su distancia con el PSOE en un diputado, hasta los 15 escaños de diferencia a favor de los socialistas.

Una evolución que se pudo apreciar claramente en las dos intervenciones del director de campaña del Partido Popular, Pío García Escudero. En la primera, pocos minutos después del cierre de los colegios y con unos sondeos a pie de urna verdaderamente negativos para el PP se limitó a "felicitar a todos los españoles por la alta participación y por la ausencia total de incidentes" en la jornada electoral y agradeció "a todos los millones de españoles que han depositado su confianza en el PP".

Ya entonces, ante los malos resultados de los sondeos, Escudero apuntó que "las encuestas son solamente encuestas" y que "el resultado que vale" es el oficial donde el PP, auguró, "va a tener un magnífico resultado", "histórico en porcentaje y en número de votos en la historia de nuestro partido". Algo que el director de la campaña popular destacó en su segunda comparecencia, sobre las once menos cuarto de la noche cuando destacó la "subida muy importante en porcentaje de votos y en escaños" del PP, la fuerza que más subió estas elecciones.

Además, Escudero aprovechó para hacer "algo que no he hecho en mi anterior comparecencia" y tuvo un recuerdo para el ex concejal socialista Isaías Carrasco el concejal socialista "vilmente asesinado" por la banda terrorista ETA y terminó destacando "el crecimiento de los dos partidos de ámbito nacional en detrimento de los partidos nacionalistas" ya que PP y PSOE suman juntos 322 de los 350 diputados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios