Puigcercós exige "serenidad" a Carod-Rovira

  • El presidente de ERC se ausenta de una comida de bienvenida al Parlament al secretario general del partido.

Las tensiones entre los líderes de las dos corrientes mayoritarias que existen en el seno de ERC siguen en aumento tres días después del descalabro electoral de los republicanos. Si ayer el presidente de Esquerra, Josep Lluís Carod-Rovira, le reprochaba al secretario general del partido, Joan Puigcercós, haber salido del Gobierno catalán sin comunicárselo antes, hoy este último le exigía "serenidad y tranquilidad". En todo caso, ambos dirigentes ya no se molestan en disimular sus discrepancias y Carod-Rovira decidió no presentarse en la comida de bienvenida que el Grupo Parlamentario de ERC le dedicó al secretario general.

Puigcercós realizó estas declaraciones en el Palau de la Generalitat, tras el nombramiento del que será su sucesor en la Consellería de Governació del Ejecutivo autonómico, Jordi Ausàs. El secretario general coincidió en dicho acto con Carod-Rovira, pero no se les vio ni saludarse ni hablar juntos. Sin embargo, cuando el número dos de los republicanos hablaba con los periodistas, el presidente de ERC pasó por detrás de él y se quedó mirando la escena. En la misma, pudo ver a Puigcercós mostrando ante los medios su "sorpresa" por la reacción de Carod.

El secretario general de los republicanos admitió que le "sorprendió" que el presidente de ERC concediera una entrevista para mostrar, según su interpretación, su intención de abrir una campaña interna para disputarse el liderazgo del partido sin haber analizado con "tranquilidad" y sin haber "digerido" los resultados electorales. Puigcercós admitió que todavía no se han reunido para tratar el descalabro electoral, pero aseguró que lo harán en los próximos días, aunque señaló que cree que Carod-Rovira se ha tomado "mal" su salida de la Generalitat.

En este sentido, dijo llevar unos meses barajando su salida del Gobierno que lidera José Montilla y negó que la tomara el lunes para reforzar su liderazgo en ciertos sectores del partido de cara a disputarle la Presidencia del mismo a Carod-Rovira en el Congreso Nacional de junio. En cualquier caso, el presidente de ERC desperdició hoy una buena oportunidad de hablar personalmente con Puigcercós, toda vez que hoy se celebraba un almuerzo de los miembros republicanos en el Parlament para despedir a su representante en Madrid, Joan Ridao, y dar la bienvenida al secretario general, que probablemente presidirá el Grupo Parlamentario.

Carod-Rovira no asistió a ese almuerzo y en el partido republicano catalán las voces discrepantes continúan surgiendo día sí, día también. Como el conseller de Universidades, Innovación y Empresa, Josep Huguet, que cree que el presidente de ERC debería mantener el cargo, pero que el candidato a la Generalitat debería ser Puigcercós. Según aseguró, "nadie cuestiona" a Carod-Rovira "como presidente e ideólogo" de la formación republicana, pero "hay una parte de la gente (de ERC) que cree que hay que dar un paso como cabeza de cartel electoral a gente nueva", en referencia a Puigcercós.

"Los partidos políticos tienen ciclos: cuando van en alza no hay problema, y cuando empieza un ciclo negativo, es lógico que haya debates sobre relevos en la dirección y, sobre todo, renovación de liderazgos, porque algo hay que renovar", concluyó Huguet. Por su parte, Jaume Renyer, candidato número dos de ERC por Tarragona, y uno de los dirigentes del sector crítico con la Dirección actual del partido, reivindicó la "necesidad" de una "tercera opción fuerte, renovadora y plural" que integre a las corrientes críticas Esquerra Independentista y Reagrupament.cat, porque tanto Carod como Puigcercós han ofrecido "exclusivamente proyectos centrados en sus respectivas figuras" sin "ningún tipo de visión estratégica ni dimensión colectiva".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios