"En el PSOE, a las mujeres nos gusta más compartir que abarcar"

  • La candidata socialista pide un esfuerzo a los votantes para que acudan a las urnas porque le consta que la abstención perjudica al PSOE porque "los que se quedan en casa son progresistas"

-¿Qué sintió usted cuando le dijeron que encabezaría la lista del PSOE para el Parlamento andaluz?

-Me entró como un cosquilleo; fue una mezcla entre orgullo y responsabilidad, porque lidero un grupo de personas que cuenta con mucha experiencia política y que han trabajado conmigo en la Cámara andaluza, por lo que conocen aquello al dedillo.

-¿Usted ha pasado del cuarto puesto de las anteriores elecciones autonómicas al primero por su valía personal o porque se han dado un cúmulo de circunstancias que le han favorecido?

-La valía está dentro de las circunstancias. El hecho de ser mujer, de tener experiencia en el Parlamento y el que mis compañeros, desde las bases, hayan pensado que puedo hacerlo tan bien o igual que otra personas es un cúmulo de circunstancias, pero bienvenidas sean. No obstante, tan estupendo era ir la cuarta como ahora la primera.

-¿Su principal objetivo será el mantener los siete escaños actuales?

-Por supuesto, y aumentarlo. Pero además de agradecer toda la confianza que los onubenses han depositado siempre en el PSOE, también debo pedirles más confianza y que vayan a votar el próximo domingo, porque tenemos estudios que demuestran que cuanto más se incrementa la participación ese voto recae en el proyecto socialista en un 90 ó 95%.

-¿Usted cree que se alcanzará la misma participación que en 2004?

-Nuestro objetivo es animar a los votantes para que acudan a los colegios electorales el 9-M, porque estamos seguro que la abstención es voto socialista. Tenemos constancia de que el electorado del PP es fiel y que participa de forma masiva en los comicios. Por contra, los que se quedan en casa son progresistas.

-¿De las muchas promesas que usted está realizando durante esta campaña, cuáles considera imprescindibles?

-En infraestructura, desde luego los grandes proyectos que tenemos, como la llegada del AVE, el desdoble de la N-435 y el de los tres puentes, que ya está prácticamente en marcha; en educación, lo más potente es garantizar que vayamos a doblar las plazas de 0 a 3 años y también las becas, para que los jóvenes no se nos vayan cuando terminen la educación obligatoria. En salud, nuestro compromiso irrenunciable son los tres hospitales comarcarles de alta resolución; en el medio ambiente, trabajar por las energías renovables, la biomasa y el generar en esta parcela 10.000 de los 45.000 empleos que el PSOE pretende crear en la próxima legislatura en esta provincia y, por último, avanzar en el pleno empleo.

-¿De la dicotomía entre industria y medio ambiente, con cuál se queda?

-La conservación del medio ambiente no tiene que estar reñida con las industrias. Si hemos tenido empresas que nos han permitido desarrollarnos económicamente y que han sido contaminantes, lo que tenemos que hacer es seguir avanzando y evitar esa contaminación, ya sea a través de nuevas tecnologías o aplicando con rigurosidad la ley. Por eso, el PSOE seguirá apoyando a las industrias que no contaminan y no permitiremos que lo hagan aquellas que están por encima de los límites establecidos.

-¿Para usted, la crisis de Nilefos es la primera pero no la última?

-No lo sé, lo que sí sé es que el PSOE no consentirá que un empresario cometa ningún tipo de fraude o delito que repercuta en los trabajadores. Además, siempre estaremos con los trabajadores cuando se planteen interrogantes sobre su futuro, ya sea porque una empresa no sea rentable, porque tenga que cambiar de actividad o dejar de producir.

-¿En los mercadillos se obtienen votos?

-Sí, porque son un hervidero de personas y en cualquier sitio que tengas un contacto directo con los ciudadanos, estos aprovechan para hacerte una crítica, decirte un piropo o para hablar contigo. Hay que tener siempre claro que trabajamos para los ciudadanos, no para otra cosa. Para mejorar la vida de mis vecinos, que también es la mía y, sobre todo, para ofrecer mi apoyo y esfuerzo para los que más lo necesitan.

-¿La renovación del PSOE pasa por las mujeres?

-Estamos trabajando con los compañeros codo con codo y a nosotras nos gusta más compartir que abarcar. Creo en la paridad y en no desperdiciar a nadie. Además, a las mujeres nos queda mucho por hacer en el ámbito político, porque a nivel de municipales, en las alcaldías no superamos el 15%.

-¿Usted separaría las elecciones autonómicas de las generales?

-Los ciudadanos están hartos de tantas elecciones, por eso, el que estén unidas es rentable y eficaz para todos.

-¿Cuánto tiempo tiene que estar un político ocupando el mismo cargo?

-Depende de cómo se encuentre; si está cansado, el menor tiempo posible. Yo creo que la medida para continuar en el servicio público es las ganas de trabajar y de dejarte la piel por esto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios