El PSOE elude hablar de desgaste y destaca sus victorias sucesivas

  • Los socialistas afirman que su partido es el más arraigado y el que más credibilidad tiene en Andalucía, algo que, unido a "la honestidad" del candidato, consideran la clave para que Chaves haya ganado por sexta vez

Comentarios 15

Suma y sigue. Y ya son seis veces. Ni cambiar a mejor es posible, ni IU hace falta ni Ya voy. Manuel Chaves ha hecho realidad su lema de campaña y ha vuelto a ganar las elecciones en Andalucía, una victoria que le mantendrá en el poder durante cuatro años más, y ya serán 22. El candidato del PSOE se impuso por primera vez en las urnas con 44 años y lo ha hecho de nuevo con 62, convirtiéndose así en uno de los dirigentes autonómicos más longevos, sólo detrás de Juan Carlos Rodríguez Ibarra. La hegemonía socialista en tierras andaluzas no tiene contestación, aunque se ha visto mermada, y Chaves ha logrado mantener la mayoría absoluta que el PSOE recuperó en 2004 después de diez años sin alcanzar el umbral de los 55 diputados. No obstante, al cierre de esta edición y con el 88 por ciento de los votos escrutados, había perdido tres escaños, situándose en 56.

A las 23.55 compareció el secretario de Organización del PSOE, Luis Pizarro, quien se mostró "tremendamente satisfecho" por unos resultados que, dijo, son aún más reconfortantes teniendo en cuenta los años de vigencia del proyecto y de permanencia del candidato. A su juicio, los andaluces siguen confiando en los socialistas después de tanto tiempo porque sostienen una siglas "muy arraigadas y con enorme credibilidad en esta tierra, sin olvidar la gran honestidad de Chaves". Tras agradecer el apoyo en las urnas, Pizarro pronunció una frase que es toda una declaración de intenciones y que evoca a un Rodríguez Zapatero recién llegado al Gobierno en 2004: "No os vamos a fallar", aseguró a sus votantes. Eludió hablar de desgaste a pesar de la pérdida de cinco parlamentarios y se limitó a resaltar que ningún partido en España ha sido capaz nunca de mantener ese nivel de apoyos.

El cabeza de cartel del PSOE le ha ganado su tercer asalto a Javier Arenas, quien, después de haber estado ocho años en la política nacional, fue enviado a Andalucía para recomponer el PP. No ha sido posible y Chaves celebrará como presidente de la Junta sus cuatro décadas con el carné del PSOE. Las encuestas así lo pronosticaban y los socialistas siempre confiaron en ello. De nada le ha servido a los populares vender que el del PSOE era un proyecto caduco y sin nuevas ideas para Andalucía, aunque sí se ha producido una merma en el número de respaldos que, por momentos, hizo que algunos pusieran la mirada en los 52 diputados de la legislatura 2000-2004.

Chaves ha pedido de manera reiterada el apoyo de los ciudadanos para culminar el avance de la Comunidad, una tierra que, asegura, ha salido de la pobreza y la marginación gracias a su labor y a la de su partido. El candidato ha reiterado que, si lograba revalidar la presidencia de la Junta, agotaría la legislatura, cuatro años en los que el debate sucesorio tendrá un lugar protagonista. Hasta el momento, Chaves aún no había hablado, no ha despejado si tiene en el pensamiento que éste sea su último mandato.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios