PSOE y PP se atribuyen triunfos, IU respira y CA se resigna

  • El PSOE destaca que Huelva es, con Sevilla, la provincia andaluza con mayor porcentaje de voto socialista · Mientras, el PP alardea de haber conseguido los mejores resultados de la historia

La interpretación, el análisis y la lectura de resultados son consustanciales al día después de las elecciones. Partidos y coaliciones realizan una vez escrutado el cien por cien de los votos un ejercicio de autocrítica que en la mayoría de los casos deriva en una especie de autojustificación de lo sucedido. Ocurre en todo el espectro político, pero a la postre sirve para extraer conclusiones.

PSOE, PP, IU y CA repasaron ayer, algunos en conferencia de prensa ante los medios de comunicación, lo vivido la tarde-noche-madrugada, y se apresuraron en mayor o menor medida a ofrecer su versión sobre los hechos, intentando desafiar al empirismo y poner en evidencia el campo de batalla. PSOE y PP presentaron un balance de vencedores (a su medida), IU mostró con orgullo el escaño de Valderas y CA (Coalición Andalucista) se resistía a desaparecer del panorama político, mientras alzaban su voz contra el último atentado de ETA en Mondragón que ha costado la vida al ex concejal socialista Isaías Carrasco.

"Máxima satisfacción" fueron algunas de las primeras palabras que pronunció el secretario general del PSOE de Huelva ante la prensa a la que formación socialista convocó por la mañana para hacerle partícipe de la victoria electoral obtenida, triunfo en forma de mayoría absoluta como autonómico, donde los socialistas han logrado seis de los once parlamentario andaluces que han concurrido por la provincia onubense. Satisfacción por "la confianza" que Huelva ha depositado en el PSOE, que ha obtenido el respaldo mayoritario en 76 de los 79 municipios onubenses: esto es en todos menos en Lepe, La Palma del Condado y Sanlúcar de Guadiana y venciendo incluso en la capital, aunque en este caso los populares, que ostentan la Alcaldía, han reducido la diferencia más de diez puntos, respecto a las elecciones autonómicas de 2004.

Sobre este recorte, Barrero dijo que se ha producido porque el PP ha absorbido el voto que han perdido los andalucistas (CA o PA), aunque también argumentó que la disminución se ha producido a causa de un aumento de la abstención, lo que no valido para que el PSOE haya conseguido la victoria. Con todo Barrero señaló que los resultados obtenidos "llenan de responsabilidad" a los socialistas para llevar a cabo los compromisos adquiridos durante la campaña electoral, prometiendo trabajar por desarrollar junto al Gobierno central y la Junta de Andalucía un plan industrial que garantice la seguridad jurídica tanto a los inversiones como a los trabajadores.

Satisfecho está también el candidato electo del PP de Huelva al Parlamento andaluz, Pedro Rodríguez, porque su partido, ha dicho, ha cosechado los mejores resultados de la historia en la provincia en unas elecciones generales y autonómicas, lo que le da pie a pensar que el cambio está próximo. Será en el futuro.

Puesto a ofrecer datos, Rodríguez indicó que el PP ha recibido en Huelva más de 94.000 votos, recortando en dos parlamentarios la distancia que mantenía el PSOE hace cuatro años, ya que esta formación ha pasado de los siete a los seis diputados, mientras que el PP ha aumentado de tres a cuatro.

Para Rodríguez una cosa está clara: que el PP ha recuperado el centro político en la provincia de Huelva y, aunque reconoce que el vencedor de las elecciones es el PSOE, se considera moderadamente ganador en diferentes ámbitos, por ejemplo, en haber crecido en todas las comarcas.

Sin lograr ninguna victoria, IU de Huelva sí ha logrado salvar los trastos. Casi contra todo pronóstico Diego Valderas estará en el Parlamento andaluz representando a la provincia onubense. Intensa ha sido la campaña, pero la recompensa ha valido la pena. IU ha logrado un triunfo moral por lo que representa la figura del coordinador general, que había sido 'relegado' a la provincia onubense, considerada una 'circunscripción menor'. El respaldo obtenido ha dado alas a sus miembros. Tras los momentos de incertidumbre durante el recuento, ayer Pedro Jiménez se sabía con el objetivo cumplido. El propio Felipe Alcaraz se había desplazado hasta Huelva para respaldar la candidatura de Valderas y hacer frente a la amenaza del bipartidismo, que también ha intentado hacer mella en la coalición a nivel regional.

Una vez cumplida la misión, IU tiene intención de defender con uñas y dientes su programa en el Parlamento y exigir el desarrollo del estatuto de autonomía desde la opción de izquierdas.

De todas las formaciones políticas, la coalición andalucista es las que peor ha salido parada de las urnas. Sus miembros están decepcionados, aunque para reconfortarse aseguran que su proyecto es a largo plazo y que no piensan abandonar. De entrada, los andalucistas agradecen (al igual que el resto de los partidos) el apoyo que han recibido, aunque de poco les ha servido para tener representación en el Parlamento andaluz y en el Congreso de los Diputados. Trabajar han trabajado de lo lindo, pero algunos factores han jugado en su contra como indica el responsable del PA en Huelva, Francisco Ramos, como la falta de recursos o la bipolarización de los partidos.

En cualquier caso, en la coalición se impone más de una jornada de reflexión para determinar qué fallos se han cometido para que el esfuerzo haya dado un fruto tan negativo.

En el ánimo de la formación política está que todo el mundo señala en que hace falta un partido andalucista, una propuesta que no se ha visto reflejado en las urnas, que han dado unos resultados fatales para los grupos minoritarios a nivel nacional. Los andalucistas parecen noqueados de momento, aunque asegura que piensa seguir luchando por su tierra que de momento parece que le ha dado la espalda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios