El PP quiere redondear su habitual supremacía

Aunque los dirigentes de ambas organizaciones hablan de luchar "voto a voto" en cada una de las provincias, reconocen que quizás las tres circunscripciones en las que pueden producirse cambios en el reparto de diputados son Burgos, Valladolid y León.

En Burgos, PP y PSOE tienen actualmente dos diputados cada uno, aunque los populares aspiran a desequilibrar la balanza a su favor, mientras que en Valladolid y León la igualdad entre ambos partidos ha protagonizado las últimas contiendas electorales, con menos de diez mil votos de diferencia en ambos casos.

Sus propósitos coinciden, no obstante, en que tanto el PP como el PSOE de Castilla y León esperan que los diputados obtenidos en las provincias de esta comunidad, sean los que sean, contribuyan a una mayoría de sus formaciones a nivel nacional.

El PP, que en las elecciones autonómicas amplió su mayoría, confía en trasladar de nuevo esta hegemonía a las generales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios