El PP da un vuelco en el litoral, sube a los 8 escaños y se impone al PSOE

  • IU mantiene un diputado por la provincia y CA deja de tener presencia

El Partido Popular hizo valer ayer su dominio del voto urbano en el litoral malagueño para imponerse al PSOE en las elecciones autonómicas en la provincia, donde los populares alcanzan por primera vez los ocho escaños, por siete de los socialistas y uno de Izquierda Unida. Se trata de la tercera ocasión, en ocho convocatorias autonómicas, en la que los populares logran desbancar a los socialistas en la provincia. El PP revalidó la reciente victoria obtenida en las municipales y creció a costa de los andalucistas, que perdieron su diputado, y del propio PSOE malagueño, que también vio reducida su presencia en la Cámara autonómica en otro parlamentario.

La candidatura de Javier Arenas dio un vuelco en toda la franja costera, donde los socialistas sólo vencieron en Benalmádena, cuya alcaldía recuperó hace casi un año Javier Carnero. Pero fue la única excepción en la que no se invirtieron las tornas con respecto a la cita electoral de 2004.

En la capital malagueña, los populares aventajaron en más de 12.000 votos a los socialistas. También fueron significativas las diferencias en otros feudos municipales del PP, como Marbella y Fuengirola, con más de 5.000 sufragios de ventaja para los populares, y Torremolinos, con más de 4.000.

La cabeza de lista de los populares malagueños, Esperanza Oña, cosechó una importante victoria en Fuengirola, localidad de la que es alcaldesa y donde la distancia sobre los socialistas fue de casi 20 puntos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios