"Necesitamos que la izquierda se pringue, que manche sus zapatos"

  • García defiende a Izquierda Unida como "única expresión" del voto rebelde y pide la movilización de los andaluces para reforzar educación, sanidad y política social

Elecciones 9-M

-¿Qué le pareció el debate entre Manuel Chaves y Javier Arenas?

-Es un reflejo de lo que han sido estas elecciones para Andalucía, sumergidas en las nacionales. Como andaluz sentí cierta rabia y vergüenza. Me dio la sensación de que era un debate de teloneros del debate de esta noche [por ayer por la noche]. En cuanto a los papeles, vi un Chaves que se ha convertido en un trilero político, distorsionando la realidad, seleccionando la información que se maneja y no haciendo análisis globales, sino triunfalistas y parciales. Arenas no pudo evitar su estampa chulesca, lo que ocurre es que tiene demasiado que callar porque participó con el Gobierno de Aznar en el trato que se le dio a Andalucía. Creo que en el debate no hubo ganador claro y sí un perdedor, que fue Andalucía.

-¿Cómo interpreta las encuestas, a una semana del 9-M?

-Leyendo entre líneas las tendencias, incluso a nivel nacional, nos indican que el PSOE mantiene cierta ventaja pero a la baja. Con poca variación de diputados puede haber un cambio cualitativo importante que es que no haya mayoría absoluta en Andalucía. Eso es importantísimo.

-¿Qué le diría al votante de izquierdas que piensa apoyar a Zapatero como 'mal menor' ante un Gobierno dirigido por Rajoy?

-Pues que esa postura creo que es un error. En ese escenario, Zapatero va a pactar con CIU, un partido de derechas, y posiblemente llegue a acuerdos bajo cuerda con el PNV y con el BNG, lo cual es muy malo para Andalucía. Al que se sienta realmente de izquierdas lo que realmente le interesa es un escenario en el que IU sea necesaria, y suficiente para formular un pacto de izquierdas al estilo de Cataluña o Baleares. Sabemos que en esta última semana va a haber juego sucio político contra nosotros. Se pedirá el voto útil de la izquierda para el partido que peor representa a la izquierda, que es el PSOE. Con un PSOE en mayoría absoluta la derecha está creciendo. Su política se parece tanto a la del PP que la gente llega a pensar que es mejor el original que la fotocopia. Es el PSOE, por ejemplo, el que nos mantiene en la OTAN y renueva los acuerdos con EEUU para las bases...

-Reclaman el voto de la "rebeldía y la indignación". Si existe ese voto, ¿por qué se diluye en las urnas?

-Sí existe, y es un voto importante, lo que ocurre es que se ha diluido históricamente en la abstención. Hoy está en juego que continúen las posibilidades de políticas de izquierda en el país y también frenar a la derecha. Por eso llamamos a la izquierda a pringarse, a mancharse los zapatos, a la izquierda hipercrítica, ultraanalítica, que se distingue porque no es disciplinada, porque es libre, de análisis profundo y detallista. Es una virtud pero a veces nos paraliza, por eso necesitamos ahora a toda nuestra gente. En este sector están los jóvenes, rebeldes por naturaleza. Creo que hoy por hoy hay una única expresión para ese voto, que es IU.

-¿Qué aportaría una Izquierda Unida decisiva en Andalucía?

-Cambiarían muchas cosas. IU va a participar en el Gobierno para evitar que la crisis económica la paguen los que pagan siempre con las políticas de derecha, los trabajadores, por la vía de la restricción laboral y por la vía de la disminución de servicios sociales. IU llamaría a una nueva reestructuración de los presupuestos, con absoluta prioridad a sectores como educación, sanidad y políticas sociales, porque lo que no está en los presupuestos, en política, se pierde. En Andalucía con IU en el Gobierno se sería fiel al Estatuto, que se caracteriza por su contenido social y sus elementos de progresismo y mestizaje, frente a otros que buscan subrayar diferencias identitarias. El Estatuto, como la Ley de Educación, son buenas herramientas pero que no servirán de nada en manos de malos profesionales. El PSOE no tiene la profesionalidad suficiente para manejar en Estatuto.

-¿Cómo se concreta esa "prioridad" a la educación y la sanidad?

-En sanidad nos centramos en dos temas: incrementar el esfuerzo presupuestario, porque Andalucía gasta 200 euros menos por habitante que la media del Estado, y abrir un gran debate sobre la sanidad siempre desde la defensa de lo público, y afrontando un estudio epidemiológicos en el Campo de Gibraltar y en la Bahía de Cádiz. En educación duplicaremos el gasto por alumno para reducir el fracaso y facilitar la integración y la igualdad de oportunidades de los alumnos. Sólo el 52 por ciento de los andaluces entre 18 y 24 años tienen la ESO terminada. Esto refleja la situación actual, y es más importante que los malos datos del informe PISA.

· CÁDIZ

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios